'La imagen reflejada' despierta un interés temprano por el arte de Andalucía

  • El Gabinete Pedagógico difunde guías didácticas para ayudar a profesores de la provincia gaditana en las visitas culturales

Sin perder el tiempo, un chico rubio se sube sus gafas rojas de pasta con el dedo índice. Sabe que así verá con más claridad cada detalle que pase por sus ojos, ya algo más despiertos del madrugón que arrastra en esa mañana escolar. A la vez, se abre un hueco entre otros jóvenes que, casi a codazos, intentan resolver las pistas que le conducirán a un tesoro. Un premio que recibirán en clase la próxima semana y que aún no saben de qué se trata. Su equipo, compuesto por cuatro compañeros más del Instituto Columela, debe dar con la respuesta a la siguiente adivinanza: "Para comer sopas son más que sorprendentes". La solución está en la Iglesia de Santa Cruz. Han de buscarla. Para más señas, está dentro de la exposición La imagen reflejada. Andalucía, espejo de Europa.

No se permite tocar los objetos. Pero, ¿quién dice que no se puede jugar? En las salas se rompe el acostumbrado silencio con el revuelo causado por un grupo de alumnos de 3º y 4º de ESO, entre los que se encuentran un grupo de educación especial, plenamente integrado en dicho centro educativo. Las azafatas también se lanzan en las correrías, junto a los chavales, que preguntan a cada paso, a cada visitante, para tener toda la ayuda posible en las pruebas de enigmas. Más de un adulto se suma al juego.

Ante las cristaleras, se escuchan comentarios de lo más ingenioso. "¡Hala! Con qué cosas se distraían en aquella época...", exclama una joven ante un instrumento de cuerdas. Luego conocen su nombre, el claviórgano. Al mando de este batallón de nervios e ilusión, se encuentran la profesora de Ciencias Naturales, Esperanza Ruiz; la maestra de Lengua, Victoria Cecilia Peraza; y Patricia Garzón, que imparte la asignatura de Dibujo a estas clases. "El juego es la base del aprendizaje, les sirve de motor para su motivación", exclama entusiasmada esta última.

Los profesores llegan a la muestra del programa de Andalucía Barroca con la lección previamente aprendida. Una vez que fue conocida la llegada a la ciudad de esta colección, el Gabinete Pedagógico dispuso entre sus objetivos la oferta de cursos de formación para todos aquellos docentes, activos en la provincia de Cádiz, que estén interesados en guiar a sus alumnos por la muestra durante el horario de clases.

En esta decisión, los maestros vuelven a asumir su papel de eternos aprendices de todo. Con anterioridad, reciben una información específica sobre los artículos que van a constar en la exposición. A partir de esta base, se reúnen con el comité pedagógico asesor para diseñar un material didáctico sobre el que trabajar con los estudiantes, pertenecientes a todas las etapas educativas.

El pasado miércoles 28 de noviembre tuvo lugar una clase preparatoria en Santa Cruz en la que se dio cita una primera partida de educadores gaditanos. Con el fin de albergar a un mayor número de asistentes, la organización facilitó más fechas, cada miércoles a las cinco de la tarde. Las convocatorias cumplen con éxito su cometido. A través de unas directrices prácticas, los profesores "podrán condensar lo más relevante del recorrido artístico en poco más de una hora, porque el Arte hay que digerirlo con suavidad", explica Miguel Ángel Valencia, del Gabinete Pedagógico. "Algunas de las obras parecen haber sido hechas para verse a media luz, ya veréis", adelanta.

Y atienden para luego enseñar. Divididos en grupos visitan, por este orden, el torreón, la Iglesia y la cripta de la misma. Estos espacios expositivos empiezan y acaban con un espejo. Como reflejo del trasiego de obras que están entrando desde Nápoles, Génova y Flandes. "Una excelente forma de repasar con los alumnos conceptos como el claroscuro, el Manierismo y los detalles secundarios de la pintura flamenca", recuerda Valencia. Con un aire versallesco, la estancia les depara líneas ondulantes y, por encima de todo, una muestra estentórea de un poder limitado, a una élite, "que no escatima en lujos como muestran esta sopera de inspiración mitológica marina, los vidrios soplados de la Casa Pilatos de Sevilla y la descomunal cuna, procedente de Centroeuropa, adornada con un niño alado", comenta el instructor. Los profesores se sumergen en esa atmósfera y se muestran realmente interesados por la restauración de las esculturas y retablos religiosos, así como de La Inmaculada, de Murillo, sobre la que, a modo de anécdota, Miguel Ángel Valencia asegura que "han restado volumen a la cabellera de la Virgen".

Ese interés por despertar la admiración de la cultura latente en la provincia desde temprana edad hace que se unan a la oferta académica del Gabinete Pedagógico de Bellas Artes otras localidades gaditanas. De Jerez, Sanlúcar, El Puerto y Vejer, expenden un cuaderno de actividades conforme a una ruta ya programada. La ermita barbateña de San Ambrosio, Baelo Claudia, las ciudades romanas de la Sierra de Cádiz y el Dolmen de Alberite en Villamartín también cuentan con otros dossiers temáticos. El columbario romano, el sarcófago antropoide, la Iglesia de San José, la Cárcel Real y el Templo de la Triada Capitolina en Baelo Claudia se dan a conocer a los más pequeños mediante dibujos recortables. En material audiovisual, se han grabado contenidos sobre los molinos de marea de la Bahía, Baelo Claudia, el Faro Romano de Cádiz, el Oratorio de la Santa Cueva y la arquitectura gaditana desde el Barroco hasta el periodo de la Ilustración. Asimismo, los colegios e institutos disponen de una cartelería, que surca una línea del tiempo por el patrimonio histórico de la provincia de Cádiz. Todos estos materiales pueden ser solicitados en la sede del Gabinete, en la calle Tinte.

En ese reencuentro de compañeros de profesión, los profesores ponen en común su interés por la belleza plástica del patrimonio nacional. En las conversaciones, se cuelan alusiones al Museo del Prado -y la sorpresa de los estudiantes ante la escasa dimensión real de algunos famosos cuadros-, una muestra sobre la civilización etrusca en Madrid, la próxima exposición sobre el pintor Joaquín Sorolla que llega a Sevilla... Las ideas lúdicas parecen no agotarse.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios