El reto de comercializar la música, el teatro y la danza

  • Las artes escénicas, consideradas como industrias culturales, constituyen un sector que destaca por su capacidad creativa pero que a su vez presenta un importante déficit de mercado y de gestores

Comentarios 0

Las artes escénicas en Andalucía sufren una serie de debilidades reconocidas por las políticas públicas, derivadas principalmente de la dispersión del sector y de la escasez de recursos para la profesionalización y para la promoción y comercialización de espectáculos.

El espectro profesional en teatro y danza es diverso (directores, productores, autores, actores, coreógrafos, bailarines), su regularización es poco exhaustiva y en muchos casos se trata de actividades a tiempo parcial o actividades secundarias. Las compañías de teatro, alrededor de 40, componen un sector estable pero atomizado y de escasa capacidad financiera. En la danza es frecuente la agrupación de profesionales en compañías sin carácter de continuidad. En uno y otro caso, son muchos los profesionales que se ven obligados a trasladarse a otras ciudades españolas o extranjeras para proseguir con su carrera, pues por una parte no se ofrece formación reglada de todas las especialidades y por otra, la mayoría depende de ayudas públicas para producir espectáculos. A estas dificultades se une la escasez de empresas o gestores dedicados a la promoción y distribución de actividades escénicas y de salas de ensayo. A excepción de Sevilla, la oferta de infraestructura escénica es mayoritariamente de titularidad pública.

En música, la diversidad de géneros (por un lado, un mercado discográfico industrial y, por otro, un mercado más artesanal de música en vivo) dificulta la definición de un marco profesional. La enseñanza oficial en la red de conservatorios no es aún equiparable a la del entorno europeo. Se hace necesario avanzar en la creación de un tejido profesional de músicos, programadores y técnicos, pero sobre todo, en la vertebración territorial, pues a excepción de la programación estable con la que cuentan Sevilla, Málaga, Granada y Córdoba (sinfónica, contemporánea, jazz...) el radio de acción no alcanza significativamente al resto de las provincias.

Para paliar estas "debilidades", el nuevo Plan Estratégico para la Cultura en Andalucía (PECA) prevé una inversión en artes escénicas de 138,4 millones de euros en cuatro años. Aunque cada área cuenta con medidas específicas, en general, el PECA prevé dotar de infraestructuras, adecuar los espacios existentes, públicos y privados, y mejorar las condiciones de producción y ensayo (48,7 millones de euros), así como potenciar la formación de nuevos públicos a través del circuito Abecedaria y convenios con la Consejería de Educación y universidades (5 millones de euros).

flamenco

El flamenco cuenta con apartado específico en el PECA como uno de los ejes estratégicos que articularán la política cultural en los próximos años.

Desde la visión de dos grandes objetivos, por un lado, fortalecer su protección y conservación y, por otro, favorecer su promoción e incorporación a los circuitos de mercado, el nuevo PECA prevé invertir 34,3 millones de euros, destinados a impulsar la labor de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco en colaboración con otras entidades públicas e iniciativas privadas, a potenciar la investigación y la enseñanza desde el Centro Andaluz de Flamenco, a la mejora de su presencia en los circuitos andaluces, pero sobre todo, a promocionar el flamenco andaluz en el mercado nacional e internacional.

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios