'El silencio de los profetas', una "intrahistoria" de la posguerra

  • El catedrático de Teoría de la Literatura de la Universidad de Cádiz, José Antonio Hernández Guerrero, presenta esta tarde en Diputación su primera novela

José Antonio Hernández Guerrero es un teórico de la Literatura. Es catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de Cádiz y coordinador de la Escuela de Escritores (ahora Campus Crea) de Jerez, San Fernando y Cádiz. Es autor, entre otras obras, de El arte de hablar y El Arte de escribir, y ahora se ha enfrentado al reto de llevar a la práctica sus teorías en su primera novela, titulada El silencio de los profetas, editada por el Servicio de Publicaciones de la Diputación de Cádiz. El libro se presenta esta tarde, a partir de las ocho, en la sede de esta institución provincial, en un acto en el que participarán, además del autor, la diputada de Cultura, Ana Mosquera, y el escritor Jesús Maeso.

La novela está ambientada en el Cádiz de posguerra. Pero aborda este tema "de una manera diferente. No trata de España ni de Franco ni de los ministros ni del ejército, sino de lo que pensaban, sentían, deseaban y temían los ciudadanos normales. Es una intrahistoria o una historia íntima como no ha sido escrita hasta ahora", según el autor.

Hernández Guerrero reconoce que, aunque la obra es de ficción, lo que aparece en ella "son pedazos de mi propia vida, de lo que yo he visto, he sentido, he tenido, he sufrido, he deseado, y que he visto reflejado en la gente que me rodea". Y esos fragmentos de su vida los ha plasmado en los distintos personajes de la novela. Pero advierte que esto no significa que sea un libro autobiográfico.

Afirma que ha elegido esta época porque, a su juicio, "encierra muchas de las claves de los comportamientos actuales y, más concretamente, porque descubre las diferentes maneras de abordar y afrontar la democracia, la libertad, la laicidad, el sexo, el paro, la familia, la economía y, sobre todo, el amor o, mejor, los amores".

José Antonio Hernández cuenta que escribió esta novela animado por otros profesores de Teoría de la Literatura y por miembros de la Escuela de Escritores, y que su objetivo, más que contar historias, "es conectar con los lectores". Por eso está dirigida "a los que sienten el ineludible deseo de escribir, a los que se sienten escritores y a los que, mediante la escritura, pretenden vivir de una manera más consciente, más plena, más humana". Quiere que "cada lector, a partir de las sugerencias, escriba su propia novela. Este libro es una propuesta de escritura que puede servir de modelo o de antimodelo".

La obra está estructurada en tres partes, compuestas por varios capítulos breves. Está escrita con un lenguaje claro y directo, con la finalidad de que sea de fácil lectura. Y su autor sugiere cómo debe leerse: "Que cada uno vaya descubriendo con qué personaje se identifica".

Cada capítulo está introducido por una frase -la mayoría de ellas del propio autor- que habla del silencio. Y es que para él, el silencio es "la condición indispensable de la palabra, el lenguaje más elemental y más sublime, el más vacío y el más lleno de significados, el más ambiguo y el más claro".

Hernández Guerrero hace una reflexión sobre el origen etimológico de la palabra profeta -que aparece en el título del libro-, "que significa tanto el que llama como el que es llamado. Profeta es el intermediario que escucha una llamada y la transmite a otros destinatarios. Profeta es, por lo tanto, el administrador de la palabra: el orador, el escritor y el comunicador. Es el ser humano que siente la vocación de transmitir un mensaje de salvación". Y concluye que "el silencio es, a veces, el lenguaje más claro y más eficaz del profeta".

Para este catedrático, "la literatura es una lectura profunda de la vida y la vida, si la vivimos de una manera intensa -más consciente, más plena y más humana- constituye una manera de hacer literatura". Y piensa que esta materia, "además de estudiada y disfrutada, puede ser sentida, experimentada y vivida".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios