CINE

La tercera vida de 'Soy leyenda'

  • Hoy llega a Cádiz la nueva adaptación cinematográfica de la novela de Richard Matheson. Will Smith protagoniza esta cinta que aspira a ser el plato fuerte navideño tras arrasar en su estreno en EEUU

Pasados los 80 años, Richard Matheson es uno de los más importantes escritores norteamericanos en el género fantástico de la segunda mitad del siglo XX. Autores modernos como el propio Stephen King lo reconocen como maestro. Matheson se ha hecho su nombre a través de una prolífica producción de novelas y relatos, que pronto llamaron la atención del cine, que lo ha adaptado en múltiples ocasiones. Como ejemplos destacados, El increíble hombre menguante, clásico de la ciencia ficción en los años 50 o el espectacular debut de Steven Spielberg El diablo sobre ruedas. Pero más allá de ceder sus ficciones a la voracidad de los estudios de Hollywood, Matheson ha escrito directamente para la gran y pequeña pantalla, mostrando en ese terreno otro amplio currículum. Diremos como muestra que escribió guiones para dos series clásicas de los años 60, Dimensión desconocida y La hora de Alfred Hitckcock. También colaboró con Roger Corman en sus adaptaciones de Poe y escribió algún libreto para la mítica productora británica Hammer.

Su novela más conocida es Soy leyenda, cuya tercera versión cinematográfica se estrena este miércoles. Richard Matheson la publicó en 1954 cuando contaba con 28 escasos años. Es una narración que muestra el tema favorito del autor, como es un hombre enfrentándose en solitario a una situación que le sobrepasa, con ecos filosóficos. Cuenta como un científico sobrevive a una epidemia vírica y se convierte en el último humano sobre la Tierra, que debe compartir con unos hostiles mutantes.

Soy leyenda conoció dos adaptaciones previas. Una en clave de serie B de 1964, protagonizada por Vincent Price, y otra más conocida y militarista en 1971, con Charlton Heston. Hace doce años surgió la posibilidad de hacer una nueva versión, convirtiéndose en uno de estos proyectos que tardan años en cuajar en Hollywood. En 1997 sonó con fuerza el tándem Ridley Scott-Arnold Schwarzenegger, pero el elevado presupuesto disuadió de llevarlo a cabo. A principios de esta década la cosa cambió. Se implicaron en el proyecto Akiva Goldsman, uno de los más prestigiosos guionistas de la actualidad, y la estrella Will Smith. Se pensó en 2002 para hacer la película, pero la aparición ese año de 28 días después, de temática parecida, lo pospuso todo. Por fin estas navidades de 2007 llega Soy leyenda. Francis Lawrence, director de Constantine, fue el realizador escogido.

Esta versión ha cambiado algunas cosas, sobre todo la localización. La novela transcurría en Los Angeles y ahora nos encontramos en Nueva York. Robert Neville es un virólogo que fracasa en frenar una epidemia vírica que ha exterminado a toda la humanidad. Sin embargo, el científico sobrevive, sin que sepa la explicación. Por eso vive sólo en la Gran Manzana desde hace dos años. Dedica su tiempo a lanzar mensajes por si hay otros supervivientes y a estudiarse a sí mismo, para ver si descubre el secreto de su inmunidad. Pero hay otra cosa: algunos no murieron y mutaron convirtiéndose en una especie de vampiros que salen de noche, lo que hace que cuando caiga el sol la vida de Neville sea más emocionante. Soy leyenda viene dispuesta a controlar el competitivo mercado navideño. Por de pronto en Estados Unidos ha arrasado en taquilla su primer fin de semana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios