La tradición navideña que resiste

  • Artesanía, gastronomía, coros y belenismo aguantan en La Línea ante otras importaciones culturalesl cuestión de cultura Muchos linenses insisten en perpetuar las costumbres autóctonas frente a otras importadas que van ganando terreno

Comentarios 0

Cuando se aproximan las fiestas navideñas, Miguel Fuertes, conocido como Miguel El Zambomba, coloca su puesto de artículos de Navidad en la céntrica calle San Pablo de La Línea.

Este linense, padre de cuatro hijos, trabaja en la construcción el resto del año pero cuando se acercan estas entrañables fiestas instala su puesto para ofrecer a los linenses y visitantes artículos que él mismo confecciona durante el resto del año, como zambombas, panderetas, sonajeros... También oferta otros productos típicos de estas fiestas, como artículos de broma o disfraces de pastorcillos y pastorcillas.

Lleva 14 años instalando este puesto. Es una cita a la que no falta y con la que quiere perpetuar una tradición familiar. Su madre tenia otro: "Es algo que me gusta. Durante el resto del año hago estas cosas para venderlas y la verdad es que se compran. Me niego a dejar de venir cada año".

Y es que la competencia es muy dura. "Desde que aparecieron los bazares chinos y los todo a cien es más duro. No puedo competir con sus precios. Por ejemplo, los vestidos de pastorcillos me los hacen expresamente para venderlos y en estos bazares, al ser hechos por mayoristas, son más baratos. Es duro pero bueno, aquí sigo".

Y es que si hay algo evidente es que las tradiciones navideñas autóctonas pierden cada año terreno frente a importaciones de otras culturas, sobre todo de la norteamericana. Sin embargo, en La Línea, hay tradiciones que resisten. Una de ellas es la de los coros navideños, que a medida que se aproxima la Navidad recorren las calles del centro de esta ciudad interpretando sus temas. Su día grande es el del concurso de coros, que se celebrará el próximo domingo a las doce del mediodía en el teatro municipal La Velada.

La repostería navideña es otro claro exponente de la tradición popular. Cada año, numerosas personas elaboran postres tradicionales navideños y los presentan al concurso de repostería que organiza la concejalía de Fiestas. El concurso tendrá lugar el próximo martes en la Unión Deportiva.

Otra tradición que se resiste es la de los belenes navideños. La asociación belenista linense Bethleem organiza cada año un concurso de belenes de particulares y entidades. El falló será el próximo día 21. Esta entidad ha llegado ha impartir incluso cursos de belenismo para fomentar esta tradición entre pequeños y mayores.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios