El traje: escultura habitable

Comentarios 0

La poética de los trajes. "El vestido como una escultura habitable, frágil y efímera" es como el diseñador Luís Casablanca Migueles define Espacio de papel, una colección de 12 piezas que integran la muestra que inauguró ayer en el Espacio artístico Arrabal & Cía y que concibe la moda como una disciplina artística.

El artista argentino, profesor de Dibujo de la Facultad de Bellas Artes de Granada, entabla un diálogo con el papel, como una herramienta efímera y frágil de la que se sirve para materializar sus creaciones. Se trata de un soporte que confiesa controlar y que convierte en la materia prima protagonista de su obra: una representación metafórica de la moda. Para confeccionar los trajes utiliza distintas variedades del papel, como el pergamino japonés, el cartón y textiles como el hilo bramante. Un tejido basto, grueso y resistente que le permite trazar puntadas fuertes y darle una cierta rotundidad a los vestidos.

Cada uno de los elementos que integran sus creaciones son esenciales en el mensaje de Casablanca. La rigidez la proporciona la médula; lo ductil, el cartón; la fuerza, los hilos; el papel, la fragilidad. La unión de estos conceptos conforman el resultado final de la obra del artista, que confiesa que se trata de un trabajo con un complejo proceso de elaboración.

Partiendo de materiales inertes los "transforma y adultera" de forma artesanal para crear nuevas formas y volúmenes: raya el cartón, le introduce tintas de color, lo arruga y lo convierte en algo nuevo. El diseñador repite estas constantes técnicas porque "luchar contra la fragilidad del papel resulta un desafío". Pretende traer propuestas nuevas que sean "verdaderas esculturas de papel que se incorporen al espacio y no interfieran o molesten". "En un mundo lleno de cosas inútiles", reconoce, "quiero aportar creaciones que no dañen el espacio; no es cuestión de agregar por agregar".

La colección es fruto de un trabajo de moda que viene desarrollando desde los años 80 y que ahora ha tomado forma de escultura. A partir de ilustraciones de trajes y vestidos y su amplísima formación y experiencia en el campo de la moda juntos a diseñadores como Jesús del Pozo, traslada sus conocimientos en diseño y dibujo a la construcción de esculturas con un gran sentido de la naturaleza. Y es que la formas de la naturaleza tienen una gran influencia en su obra. Fascinado por la ondulación de la arena de la playa, el tronco de madera de un olivo, los chinos de la tierra granadina y la fragilidad de la flor del algodón consigue una ámplia gama de coloridos térreos. Marrones, beige, rosas palo, naranjas sufridos... tonalidades que despiertan una sensación de antiguedad, de experiencia, de que ha pasado el tiempo por ellas. "El artista se hace con el tiempo, es como un vino que demuestra su consolidación en el poso", con estas palabras explica Casablanca el motivo por el que traslada el concepto del paso del tiempo a sus piezas.

La experiencia que persigue se une a la búsqueda de la paz, la tranquilidad y el silencio, como la que anhelaba Junichiro Tanizaki en su obra Elogio de la sombra, en la que habla de lo imperceptible, de la fragilidad, como el papel, que constituye en la obra del argentino una metáfora que pretende transmitir la "ligereza que evade los ruidos y se presenta como una belleza serena". Con esta particular forma de ver la moda, reivindica el poder de la belleza y el papel que ha tomar en el arte contemporáneo. "No todo tiene que ser hermético y cerrado para que no se entienda", señala, "estamos ante un mundo libre donde el artista puede hacer lo que quiera, pero no es cuestión de limitarse y entender nuestras obras sólo nosotros".

Licenciado en Derecho y en Bellas Artes, Luís Casablanca ha trabajado como ilustrador en revistas como Vogue, El País Semanal o Nuevo Estilo, y diseñado trajes para el modisto Jesús Del Pozo. Con más treinta años dedicados al dibujo y a la investigación de la moda el argentino analiza en su tesis doctoral la moda como disciplina artística y su relación con la pintura, la escultura o la arquitectura. El profesor se aproxima a la moda como "un fenómeno plural, una de las disciplinas artísticas contemporáneas más importantes".

Etiquetas

más noticias de OCIO Y CULTURA Ir a la sección Ocio y Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios