Estrenos

versión 2.0

  • Edu Soto sustituye a Benito Pocino en la piel del camaleónico agente de la TIA, que regresa junto a Pepe Viyuela a las salas con 'Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra', dirigida por Miguel Bardem

En 2003 Javier Fesser decidió unirse a la moda (mayoritariamente estadounidense) de llevar a la pantalla las aventuras de personajes procedentes del cómic. No se sabe si porque la Marvel pedía mucho por los derechos de los superhéroes o porque prefería algo más castizo, pero el caso es que dejó a un lado capas, antifaces y superpoderes y escogió a dos individuos muy populares que de héroes no tienen nada. La gran aventura de Mortadelo y Filemón convirtió en seres de carne y hueso a los agentes de Francisco Ibáñez, que saltaron al celuloide en una historia trepidante (más bien una montaña rusa) que recreaba el espíritu de las viñetas en las que nacieron y que hizo pasar por taquilla a cinco millones de espectadores.

Han pasado cinco años de aquello y los dos agentes de la TIA vuelven a las pantallas en Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra, bajo la batuta del realizador Miguel Bardem y con un cambio sustancial en el reparto: Benito Pocino, el primer Mortadelo, ha sido sustituido (al parecer no hubo acuerdo entre el actor y la productora) por Edu Soto. El popular Neng se une a Pepe Viyuela (Filemón), Mariano Venancio (El Super), Berta Ojea (Ofelia), Janfri Topera (el Profesor Bacterio) y Emlio Gavira (Rompetechos), todos ellos presentes en la anterior entrega y que aquí aparecen acompañados por los malignos Botijola (interpretado por Carlos Santos) y su secuaz Todoquisque (Alex O'Dogherty), que pretenden condenar al planeta a una sequía perpetua, un cataclismo que deben evitar los protagonistas, aunque tengan que viajar en el tiempo para reunir las piezas de un artilugio capaz de devolver el agua al planeta y poder convertir la bebida que lleva su nombre en el sustituto del agua.

Para ello, un plan arriesgado: intentar secuestrar al alocado profesor Bacterio y conseguir que trabaje para él. Sin embargo, hay dos cosas con las que Botijola no contaba. Por un lado, Bacterio, que antes de ser secuestrado escondió las piezas de su invento en distintos momentos históricos, utilizando la máquina del tiempo. Por otro, hay dos de los agentes internacionales que no han acudido a la reunión saboteada, dos agentes que van a convertirse en la única esperanza del mundo: Mortadelo y Filemón que, tendrán que dejar de lado sus disputas para volver de nuevo a la acción.

Gracias a sus continuos viajes en el tiempo y a la inestimable ayuda de Ofelia, los dos agentes conseguirán solucionar sus diferencias y salvar al mundo... Más o menos... porque ya se sabe que éstos tipos no dan demasiado de sí...

La película tiene muy poco que envidiar a las súper producciones de Hollywood y logra cumplir las expectativas desde un principio, consiguiendo una historia dinámica, divertida y bien elaborada que deja a los dos superagentes por lo alto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios