El parqué

Alza diaria, caída semanal

La bolsa española subió ayer el 1,41% en su mejor sesión desde principios de mayo y superó la cota de los 10.800 puntos, impulsada por la mejora de Wall Street y tras dos jornadas de fuertes caídas por las tensiones políticas en Estados Unidos y Brasil.

El principal selectivo español, el Íbex 35, sumó 150,50 puntos, ese 1,41%, hasta los 10.835,40 con lo que las ganancias acumuladas del año aumentan al 15,86%, aunque se cierra la semana con unas pérdidas del 0,57%.

En una jornada sin referencias macroeconómicas, los inversores optaron por las compras tras dos jornadas de fuertes pérdidas en los mercados, influidos por las polémicas alrededor de la administración estadounidense y las novedades sobre corrupción que han salpicado al Gobierno brasileño.

En el resto de plazas europeas dominó la tendencia positiva, tras conocerse que la confianza de los consumidores de la Eurozona apenas creció tres décimas este mes, según la Comisión Europea. Milán avanzó el 1,26%; Londres y París, el 0,46% y Fráncfort, el 0,39%.

Banco Popular fue el valor que más subió con un repunte del 9,94%. Por detrás se situaron ACS (+2,68%), BBVA (+2,4%), Telefónica (+2,31%), Enagás (+2,09%), Indra (+2,08%) y Arcelormittal (+2,05%), mientras que Dia fue la única compañía que cerró en rojo, tras caer un 0,51%.

Santander y Mapfre recuperaron el verde con alzas del 1,66% y el 1,63%, respectivamente. Entre los grandes valores, Iberdrola subió un 1,75%, mientras que Repsol lo hizo en un 1,33% y Caixabank e Inditex un 1,18% y un 0,08%, respectivamente.

El euro cotizó a 1,119 dólares; en tanto que el barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se encareció hasta los 53,55.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios