Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Caer a causa del fuego amigo es una desgracia

El Sevilla mereció viajar a Baviera en mejores condiciones, pero se le cruzó la mala fortuna

Caer en la batalla a causa del fuego amigo es frustrante y eso le ocurrió al Sevilla antier noche. Se temía que el colosal equipo bávaro barriese de la faz de Nervión cuanto estuviese en pie, pero lo que no podía pensarse es que el Sevilla fuese a caer como cayó, por culpa de dos goles en propia puerta. Conceder ese tipo de regalos es letal en cualquier circunstancia, pero hacerlo ante el Bayern bávaro es un suicidio en toda regla.

El primer tiempo del Sevilla fue modélico y en él sólo sobraron dos lances, la ocasión que se le fue a Sarabia y el autogol de Jesús Navas, un error clamoroso lo primero y un infortunio doloroso lo del palaciego. Pero todo lo demás fue brillante a pesar de lo mucho que se echó de menos a Banega. Creo que Montella debió optar por otro recambio que no fuese Pizarro, pues resulta indiscutible que al centro del campo utilizado se le apagaba la luz de tres cuartos en adelante.

Alguien ha dicho que el Sevilla cayó con honor y así fue. Meter al Bayern en su área como lo metió el Sevilla en la primera parte no está al alcance de cualquiera y el Sevilla lo consiguió. Después pagó el esfuerzo del sábado y el Bayern se erigió en dueño del balón hasta los coletazos finales de este Sevilla que tan pocas veces se rinde. El colmo fue el dichoso fuego amigo que iba a repetir en Escudero la faena de Navas. Y ante tanta desgracia, nada que oponer y a mirar hacia adelante.

Fútbol es fútbol, pero me da que la vuelta en la capital de Baviera es un trámite que el Sevilla habrá de cubrir con la mayor dignidad posible. No obstante, tampoco es cuestión de arrojar anticipadamente la toalla, claro que no. También con el United se iba a una vuelta ciertamente empinada y el equipo superó la prueba, pero ni un cero a cero alumbra al Sevilla ni el United es este Bayern aguardiolado que en el Allianz se muestra intratable. A ver si lo del nunca se rinde...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios