El Íbex 35 cerró la sesión de ayer con una caída del 0,31%, a pesar de lo cual consiguió mantener los 9.500 puntos (9.554,7), con casi toda la banca en negativo. Rompió así con una racha de tres sesiones consecutivas de ganancias, arrastrado por la banca y el sector del acero.

BBVA (-1,65%), Banco Popular (-1,52%) y Santander (-1%) se situaron entre los valores con las mayores caídas resgistradas en la jornada y compartieron terreno negativo con Sabadell (-0,6%) y Bankinter (-0,29%).

De entre los bancos del selectivo, solamente Caixabank (+0,32%) y Bankia (+0,31%) lograron mantener el tipo durante la penúltima sesión de la semana.

Las subidas las lideró Enagás, con un avance del 1,34%, seguido por Endesa (+0,88%), Red Eléctrica (+0,87%), Cellnex (+0,64%), Indra (+0,54%) y Abertis (+0,5%).

Por el contrario, Dia encabezó las mayores caídas, con un retroceso del 1,81%. ArcelorMittal (-1,08%), Acerinox (-0,92%), Técnicas Reunidas (-0,63%) y ACS (-0,56%) le siguieron los pasos. El selectivo español siguió el ritmo de las principales plazas europeas: París perdió el 0,52%; Londres, el 0,34%, y Fráncfort, el 0,31%.

La prima de riesgo española se situó al cierre de sesión en los 124 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,587%. En el mercado de divisas, el euro se intercambió por 1,06635.

En el Mercado Continuo, Nicolás Correa se disparó un 29,85% y, en el lado contrario, los derechos de Quabit se dejaron un 4,76% en la jornada.

En el parqué español se negociaron ayer más de 1.600 millones de euros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios