Visto y Oído

francisco andrés gallardo

Garó

La cantante Vicky Larraz cuando fue fichada por Tocata llegó a entrevistarse a sí misma, un detalle juvenil que revelaba ciertas ínfulas de la entonces solista de Olé Olé. Lo de Encarna Sánchez en los inicios de Antena 3 fue ya una osadía de su ego y dio bastante grima ajena contemplar a la resabiada locutora justificarse en un diálogo consigo misma, enfrentada. Ángel Garó, una personalidad similar a la de la amiga de la noche, la emuló este sábado en el Deluxe de Jorge Javier para arremeter sobre todo contra su abuela ¿Hacía falta? No. Uuuú. Por muy mala que fuera su "Mama Mari", que pasaba de ponerle cola cao en la merienda, no ha sido muy decoroso ver al linense en ese trance de autodescomposición. Sólo la decadencia supina en la que se encuentra el que fue el cómico favorito de principios de los 90 excusa su prescindible presencia en los programas de Telecinco. A raíz de la denuncia de malos tratos que presentó una ex pareja el actor forjado en Málaga pedía dinero y con dinero se habrá encontrado en esa autoentrevista del sábado que provoca cierta mueca de sorpresa, la que nos impide carcajearnos del todo, asistiendo a este ejercicio de histrionismo supremo.

Cuando aún las privadas no habían puesto el pie firme en la pantalla (por aquel entonces, en 1991, apenas llegaban a la mitad del mapa), el Un, dos, tres campaba sin rival los viernes por la noche y en esas, detrás de un biombo, apareció el juncal Garó que con sus dobles y triples personalidades se convertía en Pepe Itárburi, en Juan de la Cosa o en Chikito Nakatone. El éxito fue casi instantáneo y de un imprevisto subidón fuimos contemplando, por su reiteración, el olvido progresivo de un monologuista pretencioso que fue disolviendo toda la chispa que llegó a tener.

El otro sábado se produjo la versión lorquiana de aquellos personajes en la sobreactuada afectación de Garó contra sí mismo y contra su agüela¿Hacía falta? Por supuesto que no. Pero el dinero es así, siempre ha tenido dos caras.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios