El parqué

Jornada plana

La Bolsa española cerró la sesión de ayer prácticamente plana, al margen de las subidas en el resto de Europa y se dejó un 0,04%, con lo que no logró superar los 9.700 puntos, un nivel que mantuvo en la apertura del día. Con la prima de riesgo en 81 puntos básicos, el Íbex 35, el principal indicador de la Bolsa, restó 4,30 unidades, el 0,04%, hasta situarse en los 9.684,2 puntos, con lo que en el acumulado del año las caídas se amplían hasta el 3,58% y al 0,02% en la semana.

Frente al cierre negativo de Madrid, las principales plazas europeas avanzaron. Milán se apuntó ganancias del 1,16%; Fráncfort, del 0,88%; París, del 0,65% y Londres, del 0,10%. Pese al cierre de la víspera de Wall Street con pérdidas entre temores de una guerra comercial entre Estados Unidos y China, las principales bolsas asiáticas, Tokio y Shenzhen, subieron, y Shanghái cerró plana.

Dentro del Íbex 35, las compañías más capitalizadas cerraron en tono bajista al caer BBVA un 0,61%; Repsol, un 0,39%; Telefónica, un 0,29%, y Santander, un 0,09%, mientras que, por el contrario, Iberdrola sumó un 0,80% e Inditex, un 1,11%, después de que ayer rebotara un 3,8% tras presentar sus cuentas. En el resto del selectivo, Grifols se llevó la mayor subida, un 2,01%, frente a Indra, que retrocedió un 2,45%, después de que algunos analistas hayan rebajado su precio objetivo. En el mercado continuo, la constructora OHL lideró las subidas, con un 6,59%, mientras que en el lado de las pérdidas se situó Tubos Reunidos, con un 32,35%, tras conocerse un informe que alerta sobre problemas financieros de la compañía.

El parqué español negoció en esta jornada más de 1.400 millones de euros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios