Las dos orillas

josé joaquín león

Palmas Altas a lo grande

Querían un Primark en Sevilla, ¡y ya vamos por dos! El anuncio de Primark en el centro comercial de Torre Sevilla no excluye el de Palmas Altas. Así se explicó ayer, en la solemne función principal de colocación de la primera piedra. Va en serio. El proyecto del centro comercial de Palmas Altas, con sus infografías, evocaba los fotomontajes de la Tablada del futuro que nunca se construyó, aunque ciertamente no tiene nada que ver. En Palmas Altas se ha visto un cartel que ha soportado varios años al sol. Pero en 2019 se espera que se convierta en un emporio de riqueza, con la creación de empleo (más de 3.300 puestos de trabajo se anuncian), con más de 200 tiendas, con más de 3.000 plazas de aparcamiento... Y con el mayor Primark de Sevilla. Según parece, será su segunda tienda más grande de España, después de la flagship de la Gran Vía madrileña.

Situado en las afueras de la ciudad. Con unas dimensiones que se han resumido y estimado en "cuatro veces el Nervión Plaza". Con 450.000 personas que viven a 10 minutos en coche, y con un millón de posibles consumidores a media hora. A la vera del puente del Centenario, lugar de por sí transitado y atascado.

Proyectos como este de Lar España, en las periferias, ya se conocen en otras ciudades. Aunque construyan accesos con nuevos viales y rotondas desde la avenida de Las Razas (o de La Raza, según) y desde la SE-30, es obvio que complicará bastante el tráfico en la salida a Cádiz y en el sector Sur, donde ya es muy denso a veces.

Además de ese inconveniente, si van a abrir un centro comercial que será como cuatro Nerviones Plazas, con sus cines y todos los avíos, está claro que no sólo complementará, sino que competirá duramente con lo que ahora tenemos. La población de Sevilla no se multiplicará por cuatro en los tres próximos años, ni el poder adquisitivo local aumentará un 400%.

No se trata de criticar proyectos antes de verlos, sino de alertar para ordenar la ciudad con sentido común, y con semáforos mejor regulados. Hace algún tiempo, dejó entrever el concejal de Urbanismo, Antonio Muñoz, que Sevilla dispone de capacidad para más centros comerciales. ¡Gran peligro! Los proyectos megalómanos habían decaído con la crisis. Parecían una antigualla de los tiempos de la burbuja inmobiliaria. Sin embargo, han vuelto. Significa que la crisis ha terminado. O que el modelo de ciudad va a lo loco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios