Contrapunto

Francisco Javier Gutiérrez Juan

1943, Las Penas. Lo que no sabes

El 14 marzo de 1919 en Madrid, el sevillano Manuel Font de Anta, firmó la marcha Amarguras para la Hermandad de la Amargura de Sevilla. La marcha fue instrumentada para banda por su padre, el director de la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla Manuel Font Fernández. Aquel mismo año Amarguras fue estrenada por dicha formación. Posteriormente, en Madrid, Amarguras se editó para toda España en versión de piano y en versión de banda. Pero la versión comercial de banda editada no era la sublime versión original instrumentada por Font Fernández. Hubo que esperar a que la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla recuperara la versión original de la composición, ya en el siglo XXI, para conservarla.

A veces las historias se repiten. El 25 de febrero de 1943 en Madrid, el sevillano Antonio Pantión Pérez, compuso una música en principio para el NO&DO, pero la pareció tan buena que la convirtió en marcha procesional para su sevillano Jesús de las Penas. En Sevilla el 2 de abril de 1949, Pantión firmó la partitura definitiva siendo estrenada ese mismo año por la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla bajo la dirección de Pedro Braña Martínez. Igual que sucediera con Amarguras, años más tarde en Madrid, se editó la marcha Jesús de las Penas para toda España en versión de piano y en versión de banda. Pero esa versión madrileña para banda no era la original, había sido realizada por otro sevillano, José Olmedo Vinajeras, asesor de la editorial Unión Musical Española. Olmedo era un influyente compositor en el Madrid de aquella época, que a cambio de "participar en los derechos de autoría" de la composición de alguna manera conseguiría editar la marcha. Nuevamente Sevilla tuvo que esperar a que su Banda Sinfónica Municipal recuperara la versión original de la composición ya en el siglo XXI para conservarla. Casualidades de la vida.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios