Visto y Oído

francisco andrés gallardo

Rull y Turull

Los ex 'consellers' se hicieron amigos de 'Rex', un chucho para la Policía de Trapero

Los amigos de Puigdemont no han caído en las imposturas de las encuestas y en la celda de Estremera pasaban de Saber y ganar, los documentales de La 2 y todos esos programas repipis que se producen en Barcelona para TVE. Tal vez los ex consellers separatistas y reclusos no estaban acostumbrados a la televisión en castellano, ellos, tan encapsulados en las mentiras y en el mundo propio de TV3, tal vez en su casa ni tienen sintonizadas las cadenas nacionales, como sucede en los amputados repetidores de muchos pueblos de la Cataluña interior, alérgicos a todo lo relacionado con la eñe. Anunciaban con sorpresa que veían el informativo de Antena 3, que "es a las tres" (sí, una costumbre que tiene esta cadena desde 1991, tomada del Telediario 1, de 1958).

Los imputados Rull y Turull, que parecen la pareja de una sitcom de los ochenta, remedos provenzales, con esa elle tan remarcada, de los policías de Tintín, tenían en la sombra unos gustos televisivos bastante rudimentarios y simples. Nada de espíritu exquisito. Tiraban de fiambrera de la TDT, buscando compañía de pura desidia. Como tantos zapeadores que no ejercitan el paladar, se atiborraron de La que se avecina en FDF, en sus raciones a todas horas, y se hicieron amigos del perro policía Rex, todo un gosso d'esquadra, imaginando lo mucho que hubiera ganado Trapero teniendo a chuchos así, tan listos y obedientes. Menudo perro.

Son dos series de andar por casa, una muy española (con Jordi Sánchez, ex estrella de TV3 con Plats bruts y aquí en el papel más facha del edificio) y otra más alemana que las salchichas con fosfatos. Fast food audiovisual para dos presos con ínfulas. Dos espectadores de FDF y de Energy. Vaya parejita de seriéfilos que están hechos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios