Bicheo por la TDT

FÁTIMA DÍAZ

Tabatha, la Chicote australiana

'Tabatha, tu familia te necesita', en Divinity, es un 'spin off' que reflota negocios en apuros

Los espectadores de Divinity y sus fans la echaban de menos. Tras Tabatha, te necesito, la estilista y empresaria australiana más controvertida regresó a la cadena femenina de Mediaset en marzo con un spin off dirigido a reflotar negocios familiares en apuros. Establecimientos en declive, clientela insatisfecha, personal desmotivado, locales descuidados y luchas de poder son los principales retos a los que hace frente Tabatha Coffey cada sábado por la tarde en un espacio en el que, fundamentalmente por cómo se las gasta la coach, recuerda a nuestro Alberto Chicote y su Pesadilla en la cocina. Coffey no tiene un pelo (valga el juego de palabras como peluquera) de tonta, y trae de cabeza a los que se atreven a poner su negocio en sus manos. Su cara -de pocos amigos- lo dice todo, sus comentarios -soeces incluso- van descaradamente al grano, y sus enérgicas propuestas no dejan títere con cabeza. A Tabatha se la repamplinfa las quejas de los vagos e inconscientes, y suele liarla allá por donde pasa. Pero al final consigue su propósito, que parecía imposible: la supervivencia empresarial.

En una de sus primeras entregas, Tabatha, mi familia te necesita acude al rescate de la pizzería D'Amore. Joe D'Amore, patriarca y fundador del restaurante, lleva tres décadas trabajando duramente en el negocio familiar y se plantea venderlo por una cuantiosa cifra a una cadena nacional. Sin embargo, los hijos de Joe tienen otras ideas en mente y presionan a su padre para que no formalice el acuerdo de venta. En estas circunstancias, el propietario se muestra indeciso ante la decisión que debe tomar.

Tras acudir a cada establecimiento, Coffey identifica in situ las situaciones y personas que están abocando el negocio a la quiebra y ofrece las claves para que la familia trabaje unida para lograr un objetivo común: recuperar la rentabilidad. Los propietarios tendrán tres semanas para poner en práctica los consejos y asesoramiento de la empresaria que, una vez finalizado el plazo, regresará a la localidad para descubrir si el negocio vuelve a dar beneficios.

Una joyería, una tienda de moda, un estudio de fitness y diversos restaurantes absorben las recomendaciones de Tabatha en capítulos posteriores; para todos, la emprendedora tiene consejos útiles, ánimos para seguir adelante y duras palabras que sirven de revulsivo a fin de que los dueños despierten, y sus correspondientes familias encuentren una salida a sus alarmantes situaciones. La mano izquierda de la protagonista, y su larga experiencia empresarial, consiguen que los clientes vuelvan a entrar por las puertas, el único propósito en pos del cual todo vale.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios