A tiza

Pilar fuertes

El más acá

E L anuncio de este año de la Lotería de Navidad no ha pasado de puntillas una vez más. Una extraterrestre, ET en versión "chica monísima", que baja a la tierra y enamora a un chico "tipo extinguido" en Madrid. Compran lotería y les toca, cosa que les da exactamente igual porque lo importante es el amor. Vale. Pequeño resumen en el que falta un dulce perrito que no me entero si es terrestre o no. Desde que desapareció el famoso "calvo" se han ido sumando una serie de propósitos y despropósitos que, verdaderamente, si lo que se pretende es que compremos lotería, dudo que queden ganas.

Lo primero que me quita las ganas del corto de Alejandro Amenábar es que se vuelva a usar a la abuela tonta del bote nada más empezar. Recordarán el del año pasado en el que la abuela también era tratada como una boba hasta el final del spot. Ya veremos el año que viene lo que hacen con nuestros mayores.

Que también fueron criticados Montserrat Caballé y Raphael por estiramientos masivos de piel maquillada sin respeto por las arrugas.

Lo segundo que me estremece es pensar que aquí ya no queda nadie bueno, buena gente. O llega un extraterrestre o el amor es un asco. ¡Bonito mensaje de Navidad! Pero no me extraña. Hace unos días una italiana se casaba consigo misma; celebración incluida y un ¡viva la novia! sin novio. También un hombre desparecía durante años y cuando ya lo daban por muerto resulta que "estaba de parranda". No aguantó a su mujer, sin más. Se fabrican muñecas sofisticadas para convivir con ellas y los móviles hacen más compañía que un ser humano. Unos excesos de soledad entre la multitud.

Pero siguiendo con los casi veinte minutos de corto he de decir que me han parecido eternos. El corto más largo de mi vida. La verdad es que hasta podrías decir aquello de "es mejor el libro". Todo es una sarta de metáforas ininteligibles. ¿La extraterrestre es la esperanza de que toque la lotería o de encontrar el amor? ¿El perro representa a los animalistas o al mejor amigo del extraterrestre? ¿La moraleja es que las drogas son malas o han soltado a los tontos todos juntos? De verdad, que ya no entiendo de metáforas, Amenábar. Tampoco del más acá.

Sin embargo, lo que por lo visto más ha molestado a los humanos es que le toque la lotería de Navidad a una extraterrestre. Y encima cotice en la luna.

Vuelve, calvo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios