Visto y Oído

francisco andrés gallardo

Más catalán

Lo que se producía en TVE Cataluña tenía ese aire diferente, entre lo pedante y pretencioso, (sí, esaborío) que marcaba el estilo de Miramar, una fenomenal cantera de profesionales y futuros productores de postín. Los antiguos estudios de TVE, que empezaron a funcionar en 1959 y cuyo palacete es reconocible, dieron paso al hotel barcelonés con las mejores vistas. Sin embargo las instalaciones pioneras del paseo de La Habana en Madrid acaban de ser demolidas para erigir suculentos inmuebles.

A lo que íbamos, en la TVE de la transición y del impulso felipista, la mejor época de la cadena pública, empezaron a producirse muchos espacios en catalán y la traslación al resto de España solían ser contenidos sosegados, culturetas, de aire exquisito. Para los que lo vivieron lo podemos resumir en nuestra memoria con la careta del infantil Planeta imaginario (y aquellos que no sepan de qué estamos hablando que lo busquen por youtube). La imagen de Cataluña, más allá del pujolismo intrigante, nos llegaba a través del televisor con el A fondo de Joaquín Soler Serrano, el Polideportivo de José Félix Pons, y años más tarde con el desparpajo de Rosa María Sardá, como una sobrina de Mary Santpere, y Ahí te quiero ver (evolución del Festa amb…). En Esplugues Mercedes Milá daba las Buenas noches y en Sant Cugat los de La Trinca planeaban forrarse desde el Tariro, tariro, mientras Jordi Hurtado sonreía en Si lo sé no vengo y Julia Otero parecía despeinarse en 3x4.Saber y ganar es un fósil de aquella época de voces con perfecta locución, realización sin espamos y platós más bien austeros.

Era un compendio de lo que durante años pensamos que era Cataluña. Tierra abierta, hacendosa, de cierta sobriedad, celosa de sí misma, pero que daba oportunidades a los que llamaban a la puerta. Por culpa de unos dirigentes oportunistas y desleales aquella imagen de pulsión moderna hace tiempo que se fue por el desagüe. El bosque de esteladas y llambordins impide rescatar esa Cataluña sepultada por la roña.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios