Las dos orillas

josé joaquín león

La cera de los Jordis

Organizaron una procesión laica independentista en la avinguda Diagonal de Barcelona y les salió fatal. Por culpa de la cera, que era más mala que un dolor de pies un Domingo de Ramos. Señoras y señores independentistas: todo no vale. No es lo mismo saltarse la Constitución que convocar una salida extraordinaria en homenaje a los Jordis, sin tener en cuenta la documentación existente sobre cirios y velas. No es lo mismo comprar cera pura en la Cerería del Salvador, o en Bellido de Andújar (Jaén), que salir a la calle con una parafina pegajosa de Oriente extremo. Y, además, un fallo grave: no le han enviado una pelota de cera a la cárcel a los Jordis, cuyos apellidos son Cuixart y Sànchez (que se lo pone así, con el acento al revés, para que se note que es catalán auténtico, disimulando el origen castellanofóbico).

Hubo cantidad de accidentes en la Diagonal, hasta que cortaron el tráfico. Aquí tenemos a Beltrán Pérez, el del PP, y a los vecinos quejándose de la limpieza. Puede que tengan razón. Pero no olvidemos que siempre nos quedará Lipasam. Estas criaturitas hacen un esfuerzo extraordinario en Semana Santa y días posteriores. Para dejar la ciudad impecable, después de haberse vertido tropecientos mil kilos de cera más que en la Diagonal de Barcelona.

Muy mal por Ada Colau, que podría haber contactado con el alcalde Espadas para pedirle refuerzos. No se puede comparar la cera de los Jordis con la que largan los nazarenos de la Madrugada. Por otra parte, si un motorista se resbala con la cera y se estrella en el puente de Triana, la culpa no es de la Estrella, sino del Ayuntamiento. Así que todos los pellejazos de la Diagonal son culpa de Ada Colau y sus colegas municipales, que no han invertido lo suficiente en I+D+i para la limpieza de la cera. Aprended de Lipasam, aunque tenga su sede social en territorio bárbaro.

Además se equivocaron de procesión. Justicia no iba a soltar a los Jordis, como si fueran el preso de Jesús el Rico en Málaga, para que acompañaran con una velita. Por mucha cera que gasten, los Jordis no van a recorrer la Diagonal al revés, ni al derecho tampoco, porque están en el talego. No son presos políticos, sino políticos presos, según dice el ministro Catalá, que vino el último Jueves Santo a Sevilla, supongo que para aprender con Zoido.

Cataluña nos copia. Y nos copia mal. Tendrán a Messi en el Barça, pero no saben hacer una pelota de cera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios