Pantalla táctil

helena arriaza

El cuerdo de Calleja

'Planeta Calleja', sin hacer mucho ruido, se ha ganado un hueco en la noche de los domingos

Durante una entrevista a Jesús Calleja me dijo una frase que se me quedó grabada: "Estamos cuerdos, los locos son los que están diez horas metidos en la oficina". Hablando sobre Planeta Calleja el aventurero resumió a la perfección en esa frase tanto el programa como su filosofía de vida. Hacer lo que te gusta y poder vivir de ello es un privilegio y él sabe valorarlo. Tener a Jesús entre los rostros más reconocidos de la cadena es uno de los aspectos más positivos que tiene Cuatro en la actualidad. Sus programas no destacan con respecto a sus competidores, pero a veces es más difícil mantenerse que destacar una semana y la otra estar abajo, y eso es algo que él ha conseguido durante los años que lleva en Mediaset. Planeta Calleja es un claro ejemplo de ese éxito. Sin hacer mucho ruido se ha ganado un hueco en la noche de los domingos, obteniendo datos de audiencia que están por encima de la media de la cadena. Eso es gracias a que se trata de un programa hecho por personas a las que les apasiona su trabajo. Tanto Jesús como su equipo, además de hacer un programa de televisión, disfrutan de las aventuras con naturalidad, como si no hubiera cámaras, y con positividad. Y eso es complicado teniendo en cuenta que graban en condiciones extremas y que llevan consigo a famosos que no están acostumbrados a las arriesgadas aventuras que les prepara el de León.

Si algo llama la atención del programa son los famosos que acuden a las propuestas de Calleja. En ocasiones son rostros que no se prodigan demasiado por televisión. Es como El Hormiguero pero al aire libre. Un reflejo de la evolución del programa es que ahora ya no tienen que llamar a los invitados para que vayan, ahora son ellos los que llaman porque muchos desean vivir una expedición de la mano de Jesús. Si algo destaca en cada capítulo, además de las situaciones límite, es cómo Calleja saca información de los famosos sin que a ellos les moleste y logra que respondan con naturalidad sobre aspectos de su vida privada sobre los que jamás se pronuncian en público. Y eso solo lo consigue alguien que no va con segundas intenciones y que hace sentir cómodos a quienes participan en su proyecto. Desde el punto de vista de la aventura es un privilegio para los espectadores disfrutar de escenarios de todo el mundo que están al alcance de muy pocos. Y si hay algo importante en Planeta Calleja es el mensaje que hay detrás de cada una de sus entregas, y es que si alguien se propone algo puede lograrlo y que vencer los miedos es posible.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios