El Íbex 35 cerró la sesión de ayer con un avance del 0,78%, acercándose a los 9.600 puntos (9.584,1) e impulsado por el buen comportamiento de la banca durante la jornada. El selectivo tocó máximos desde diciembre de 2015, gracias a las entidades financieras, beneficiadas por el discurso de la presidenta de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Janet Yellen, en el que defendió la necesidad de realizar una pronta subida de tipos.

BBVA (+3,14%) y Santander (+1,72%) lideraron las mayores subidas del selectivo, aunque Caixabank (+1,04%), Popular (+0,71%), Sabadell (+0,54%) y Bankinter (+0,35%) les siguieron el ritmo. De los bancos del Íbex, sólo Bankia se situó en terreno negativo, con una caída del 0,31% al cierre.

Por detrás de la gran banca, ArcelorMittal experimentó una subida del 1,68%, seguido de cerca por Merlín, con un avance del 1,61%. Telefónica (+1,19%), Abertis (+1,02) y Meliá (+0,69%) también se situaron entre las mayores subidas de la sesión.

Por el contrario, Dia encabezó las pérdidas, al caer un 1,47% en la jornada. Mediaset (-1,41%), Viscofan (-1,4%), Grifols (-0,64%), Acerinox (-0,44%) y Ferrovial (-0,34%) registraron también retrocesos.

El avance del selectivo español se situó a la cabeza de las principales plazas europeas. París ganó el 0,59%; Londres, el 0,47% y Fráncfort, el 0,19%; mientras que Milán cedió el 0,69%.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se colocó en 131,2 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,686%. En el mercado de divisas, el euro se intercambió por 1,06047 dólares al cierre de sesión.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios