Análisis

Pilar cernuda

Las siete y media

En política hay que saber jugar a las siete y media. Gana el que consigue esa cifra o se planta prudentemente, porque pasarse supone perder la partida. Un candidato en el proceloso mundo electoral debe tener cuidado con los mensajes: es necesario moverse en la equidistancia, decir lo que los votantes quieren escuchar pero con cuidado de no entrar en terrenos pantanosos. Por eso es mejor la estrategia conservadora, afianzar a aquellos con los que se contaba de antemano y hacer alguna incursión entre los indecisos.

Iceta, que aspira a ser presidente con lo que él llama "transversalidad", se equivoca cuando va más allá de lo que desean sus votantes, entre los que hay un número destacado de nuevas adquisiciones que proceden del centroderecha. Votantes a los que de ninguna manera puede gustar su promesa de que, si llega a la Generalitat, propondrá al Gobierno central que indulte a los independentistas que han caído en la ilegalidad.

Tampoco la ministra de Sanidad, esperanza del PP en Cataluña una vez que acabe la pesadilla en la que van a venir mal dadas al partido, ha acertado cuando se le ha pedido opinión sobre Sijena. Un debate que se prolonga sobre el que ya se había pronunciado la Justicia dando la razón a Sijena, y que ha zanjado el ministro Méndez de Vigo con el sombrero de consejero en funciones de Cultura de la Generalitat, ordenando que fueran devueltas a su lugar de origen.

Montserrat, catalana de pro, ha tenido miedo de que pronunciarse a favor del traslado de Lérida a Aragón pudiera provocar problemas en su carrera en el futura y se ha movido en una ambigüedad que ni ha gustado a los aragoneses ni tampoco a los catalanes. Nunca es buena la equidistancia en política, lo que funciona es al pan pan y al vino vino.

Al enemigo, ni agua. Y tanto Iceta como Montserrat están dando bazas a los independentistas. Secesionistas que lanzan mensajes nítidos, sin moverse ni una línea de sus postulados. Es lo que entusiasma a sus seguidores.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios