Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Acaba un torneo insustancial

El estrambote a un evento fracasado como la Peace Cup es la final de esta noche, absolutamente inesperada

FINAL inesperada la de esta noche en la Cartuja, pues si no era previsible que la Juve superase el doble fielato que representaban Sevilla y Realísimo, que el otro sea el Aston Villa es todavía más sorprendente. Pudo con el favorito del otro lado del cuadro, el Oporto, y se ha metido de rondón en la cita de esta noche en la Cartuja. Y con esta cita tan inesperada se le pone punto final a un invento que no ha funcionado, a esa Peace Cup que ha pasado por Andalucía como de puntillas y a excepción hecha, sólo en cierta medida, en el partido entre madridistas y juventinos en que Nervión vio cubiertos unos dos tercios de su aforo.

Está claro que el fútbol veraniego tiene poco tirón y que ni siquiera ya el señuelo de los nuevos fichajes son imanes suficientes como para que las gradas muestren un aspecto menos desolador. Ha sido un estrepitoso fracaso taquillero esta Peace Cup que en adelante debería buscar ubicarse en escenarios más hambrientos de fútbol, lugares menos acostumbrados a ver fútbol de altura. Lo decíamos hace unos días, creo que después del partido del Sevilla con los coreanos, que el fútbol pierde una barbaridad cuando suenan más fuertes las voces de los futbolistas que las del público y eso ha sido moneda de uso corriente en esta Peace Cup que hoy dobla en la Cartuja.

Y otra cuestión es que ojalá el concierto de Bruce Springsteen no haya hecho estragos en el césped cartujano, pues hay que ver lo impracticable que está el del campo del Sevilla. Si ya estaba mal en el partido con los coreanos, lo de antier noche ya era tremendo con una inundación de arena que deslució una barbaridad el juego entre juventinos y madridistas. Lo que le faltaba a un torneo tan cacareado como insustancial era la arena del Pizjuán o las consecuencias de un concierto tan multitudinario como fue el del Boss. En fin que la Copa de la Paz toca a su fin, que lo hace con una final por la que pocos apostaban y que el recuerdo que deja no es como para que la repitan.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios