PASA LA VIDA

Acierto con el sentido único

FUE un acierto, por superar los beneficios a las incomodidades que comporta, la implantación del sentido único desde Barqueta hasta Puerta Carmona, con un carril para bus y taxi en sentido contrario que es celérico en muchos momentos del día. Lo apoyé, y lo ratifico ahora, aunque haya trayectos menos masivos que para mí, como para otros ciudadanos, son desde entonces un rodeo considerable, que se muta en estupenda fluidez cuando uno bordea el casco antiguo desde Torneo por una vía de alta densidad de circulación. También es un acierto la extensión del sentido único para el tráfico privado en los primeros tramos de Luis Montoto y de Eduardo Dato. Así lo valoro ponderando el interés general. Porque las calles, sobre todo las más transitadas, no son patrimonio de sus vecinos y comerciantes, sino de toda la ciudad que las usa para desplazarse a cualquier parte. Toda medida de ese tipo causa trastornos y bloquea hábitos muy acendrados en tramos que pasan a estar condicionados por las señales de contra mano. Pero a la vez favorece la creación de nuevas costumbres que se afianzan en la ventaja que otorga circular a favor del sentido único.

Quienes critican cambios como el de Luis Montoto nunca van a reconocer que están en contra de los carriles bici y del sentido único porque elimina cualquier opción de aparcamiento en doble fila. Y en Sevilla está muy extendida esa actitud, que convertía otrora calles como Asunción en un embudo para quienes al volante no incurrían en esa egoísta práctica de ocupar la vía pública en doble fila mientras están de compras o de gestiones. Exprimir la doble fila como factor de competitividad del comercio del barrio tenía un precio: ralentizar al resto de la ciudad. Y la sigue frenando con la intensa doble fila en calles como Gonzalo Bilbao.

Lo que no tiene sentido, ni único ni doble, es el tremendo fracaso municipal en la dotación de aparcamientos a tantos barrios que son pura colmatación de coches que estorban. 30 años de retraso nos contemplan.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios