Punto de vista

josé Ramón / del Río

Aciertos y errores

NUNCA se sabe con certeza si el éxito se debe más a las virtudes del vencedor que a los fallos del contrincante, o si han sido éstos los que han deparado la victoria. Unas elecciones generales como las que se acaban de celebrar es una buena ocasión para juzgar, máxime cuando son repetición de otras recién celebradas. Llevan ustedes leyendo y nosotros escribiendo sobre el partido o coalición de partidos más conveniente para la gobernación de España casi desde el otoño pasado, y esto permite formar opinión, que para conocerla no se espera a después de las elecciones. Un mundo tan precipitado y acostumbrado a la información instantánea no quiere esperar a que el suceso ocurra, sino que lo adelanta con las encuestas, que no se olvide no se trata de un derivado de la brujería o de la superchería, sino de una ciencia que se estudia en las universidades.

Aun así y pese a su academicismo las dos últimas encuestas han fracasado: primero la del Brexit británico y ahora la de los resultados electorales, sobre todo las encuestas realizadas a pie de urna, donde no es obligado contestar con veracidad, pero que se han alejado de la realidad, más aún que las previas a la votación. Otro error considerable, aunque disculpable por el precedente de diciembre, donde hubo más fragmentación del voto, ha sido la opinión de muchos que consideran muerto el bipartidismo y que en las elecciones de junio ha vuelto con vigor.

Casi podría repetir a la letra lo que escribía hace dos semanas: que a la vista de lo manifestado en el debate a cuatro lo más probable era una tercera vuelta electoral, por la imposibilidad para formar Gobierno. Parecerá un disparate, pero lo cierto es que el PSOE, por boca de sus actuales dirigentes, anuncia que ni siquiera se abstendrán en la investidura y lo mismo manifiesta el líder del C's si el candidato propuesto por el PP es Rajoy. ¿Serían entonces los de IU-Podemos los que se abstendrían para evitar otras elecciones? Y esto después que el PP, con Rajoy de candidato, sea el único que ha mejorado resultados, aumentado en votos y escaños, mientras que el PSOE sigue perdiendo votos y escaños y le manda a Rajoy a buscar los apoyos en sus "afines ideológicos", o sea a C's, que había pactado con el PSOE en la elecciones de diciembre. Pese a ello habrá Gobierno, porque entre Extremadura y Andalucía el PSOE tiene 24 escaños y los presidentes de estas autonomías ya han manifestado que no debe impedirse gobernar al partido más votado y evitar la tercera vuelta que podría deparar al PP mayoría absoluta.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios