Pegar carteles publicitarios en muros y fachadas es una forma muy antigua de vender algo con poco coste, lo que ocurre es que afea los lugares y el entorno donde se colocan y más aún si éstos son edificios de gran relieve en la ciudad, como esta pared de la Universidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios