El mentidero

José Joaquín León

Afilador para los cuchillos largos

LA hora de la verdad ha llegado en el concurso del Carnaval de Cádiz. Hay quien piensa que la verdad en el Falla comienza hoy, y que todo lo anterior ha sido un aperitivo. Con la nueva fórmula que se consolidó con éxito en 2009, los cuartos son como unas semifinales reconvertidas, las semifinales como unas finales anticipadas, y la final casi un sueño imposible. Sólo estarán tres coros, tres comparsas y tres chirigotas, además de algún cuarteto. Ésta es la guinda del pastel, a pesar de que hay este año al menos 10 chirigotas y 8 comparsas mucho más interesantes que el mejor de los cuartetos.

Este sistema pone la final muy cara. Puede que todo se decida por uno o dos puntos, que es tanto como decir un capricho de los señores del jurado, pues a ver cómo se valora eso. Mientras llega la hora de la verdad, ya están los comentarios maliciosos en la calle: que el coro de Julio Pardo no podrá repetir su primer premio de años anteriores, que en comparsas puede ser la hora de Los santos de Bienvenido, con permiso de Volver a empezar de Tino Tovar, o el crítico G-15, de los Carapapa. Pero nadie se atreve a dar por finiquitados antes de tiempo a Antonio Martín, Quiñones y la comparsa de El Puerto, ni siquiera a Aragón o Luis Rivero.

En chirigotas hay quien piensa que este año le darán a El Selu con Los que no se enteran ese primer premio que le birlaron el año pasado a Los enteraos, y que los ganadores de los dos últimos años, la chirigota de Remolino, lo pagará quedándose fuera de la final. Pero no sería primera vez que El Canijo da la sorpresa. ¿Y los galácticos sevillanos? ¿Qué pasará con esos pedazos de artistas? Contra ellos está echando ya horas extras el afilador de los cuchillos largos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios