La salud es lo que importa

Dr. Bartolomé Beltrán

Agua de coco, hidratante y saludable

COMO decía Albert Szent-Gyorgyi "no hay vida sin agua", y es que el 70% de nuestro cuerpo está compuesto por H2O, que debe de ser repuesto continuamente. Con la llegada del verano y la subida de las temperaturas el cuerpo humano tiene que hidratarse con más regularidad para no sufrir efectos nocivos para la salud como un golpe de calor, que puede desembocar en mareos, desmayos o incluso taquicardias. Uno de los productos adecuados para rehidratarnos de manera natural en la época estival y una buena alternativa es el "agua de coco Goya", que ha llegado a España para quedarse.

Se trata de una bebida compuesta por elementos cien por cien naturales que tiene múltiples beneficios para nuestro organismo. En esta época del año en el que el termómetro supera fácilmente los 30 grados el agua de coco además de refrescar, gracias a alguno de sus componentes, se convierte en una buena bebida isotónica natural.

En concreto, el agua de coco contiene una gran cantidad de sales minerales como cobre, zinc, hierro, ácido fólico y fósforo. Es rica en potasio, esto es muy bueno para nuestro cuerpo ya que el potasio es el mejor regulador electrolítico para nuestro cuerpo, provocando una mejor eliminación de toxinas por vías naturales.

Asimismo contienen un gran contenido de vitamina A, la cual es necesaria para las funciones de la vista y es indispensable en etapa de crecimiento.

Además el consumo regular de agua de coco puede reducir problemas urinarios y de los riñones, hidrata, es un excelente tratamiento para los edemas.

También es utilizada por la gente que practica deportes, ya que contiene muy pocas calorías y grasas y aporta energía para el cerebro y los músculos. El agua de coco no sólo tiene beneficios para dentro de nuestro organismo, además cuida nuestro cuerpo por fuera ya que es un poderoso tonificador y restaurador de la piel.

No hay que confundir el agua de coco con la leche de coco, ya que aunque provienen de la misma fruta son bebidas diferentes. Mientras el agua de coco proviene de la cavidad del coco, la leche se produce de hervir la pulpa con el agua. La gran diferencia de ambas es el contenido calórico. La leche de coco contiene alrededor de 500 calorías y 50 gramos de grasa, mientras el agua de coco sólo contiene sólo 45 calorías.

Algunos estudios realizados sobre las propiedades del agua de coco han demostrado que las citoquininas que se encuentran entre sus componentes, tienen grandes propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antitrombóticas. A su vez, otros estudios han indicado que posee propiedades antivirales, antibacterianas y antiinflamatorias por procesos y reacciones indirectas.

Cada vez son más las dietas que incluyen el coco por ser un superalimento que tiene beneficios para la salud, por eso el agua de coco puede ser una buena alternativa para hidratarnos en verano e incorporar este rico alimento a nuestra dieta. Seguro.

Etiquetas

,

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios