El parqué

Pablo Cumella

Aire constructor

EL tirón del sector de la construcción permitió ayer que el Íbex 35 protagonizara una jornada alcista, aunque el nivel de optimismo no llegó a las cotas alcanzadas por el resto de las plazas europeas, debido al mal comportamiento de Telefónica e Iberdrola. Al término de la sesión, el selectivo español repuntó un 0,60 por ciento y se colocó en los 15.802 puntos, mientras que el Índice General mejoró un 0,57. Esas ganancias fueron del 2,83 por ciento para el FTSE 100 londinense, del 2,02 para el CAC 40 de París y del 1,74 por ciento para el DAX de Fráncfort.

De vuelta al parqué español, donde también insufló energía la apertura al alza de Wall Street -los datos macroeconómicos estimularon las compras, pese a la subida del petróleo-, la compañía que mejor escapó fue Gamesa, con una revalorización del 4,80 por ciento, tras anunciar la venta de activos a Iberdrola Renovables por 65,9 millones de euros. A continuación se situó Enagás, cuyas acciones repuntaron un 3,80 por ciento, seguidas de las de Acciona, que lo hicieron un 2,67.

Por el lado de los recortes, el farolillo rojo fue Sogecable, que acabó el día con una caída del 2,04 por ciento. La misma tendencia siguió Iberdrola, que cedió un 0,63 por ciento, envuelta en rumores que apuntan a que ACS podría salir del capital de la eléctrica. También está penalizando a la compañía el hecho de que la colocación de su filial Iberdrola Renovables no esté concitando la demanda internacional esperada. Telefónica, por su parte, se dejó un 0,56 por ciento.

Entre el resto de los los pesos pesados del mercado, destacaron los avances del 0,82 por ciento en el Santander, del 0,83 en el BBVA y del 2,39 por ciento en Repsol YPF.

Fuera del Íbex 35, Zeltia subió un notable 5,92 por ciento, aunque a lo largo de la sesión llegó a anotarse un 15 por ciento, ante el rumor, no confirmado, de que la estadounidense Novartis podría estar preparando una oferta por la biotecnológica gallega.

En el mercado de materias primas, el precio del barril de crudo repuntó con fuerza, después de que la OPEP decidiera mantener sin cambios su producción. En el caso del barril de Brent, de referencia en Europa, la cotización alcanzó los 91 dólares, un precio que para el de Texas fue de 88 dólares. En cuanto a las divisas, el euro se mantuvo por debajo de 1,57 dólares, a la espera de lo que decida hoy el BCE, aunque la mayoría de los expertos cree que los tipos de interés seguirán invariables en el 4 por ciento.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios