editorial

Alaya apunta hacia arriba

LA recepción de un informe de la Guardia Civil sobre el caso de los ERE fraudulentos que asegura que la Junta revisó los expedientes y sacó de ellos "documentación que pudiera haber resultado comprometida o de interés para la investigación", además de completarlos con datos que faltaban antes de darlos al Juzgado, ha motivado que la juez que instruye la causa, Mercedes Alaya, paralice todas las diligencias previstas. El informe de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sostiene que el Consejo de Gobierno andaluz, la Comisión General de Viceconsejeros -el denominado consejillo, que presidía el ex consejero Gaspar Zarrías- y los ex consejeros de Empleo José Antonio Viera y Antonio Fernández y sus viceconsejeros, así como los tres sucesivos directores generales de Trabajo, conocían las irregularidades en las ayudas que están siendo investigadas por la justicia. Ante estas revelaciones del atestado, que supera los 300 folios, la juez, en un auto notificado ayer, ha decidido suspender las declaraciones previstas para junio y julio, con el objeto de emprender nuevas vías de investigación que implicarían al núcleo duro del Gobierno andaluz, lo que sin duda elevará la tensión política que existe en torno a este caso. Máxime cuando la Benemérita considera que el entonces consejero de Economía y hoy presidente, José Antonio Griñán, tenía que conocer las irregularidades por los reparos que el interventor remitió a la entonces viceconsejera y hoy consejera Carmen Martínez Aguayo, pese a que nunca realizó informe de actuación. Mientras la juez investiga qué reproche penal ve en este asunto y a quiénes afecta, lo que podría llegar a obligarle a abstenerse en favor del Supremo o del TSJA, urge que el Parlamento de Andalucía constituya la comisión de investigación pedida por IU y ya aceptada por su socio de Gobierno, el PSOE. Es ahí, y no en el Juzgado de Alaya, donde deben esclarecerse, y cuanto antes, si hay responsabilidades políticas, aunque ello suponga que comparezca Griñán, por impactante que resulte, u otros gobernantes actuales y pasados.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios