La ventana

Luis Carlos Peris

Alcosa, un muy completo tratado de picaresca

ALCOSA, con sus calles con nombres de pueblos de Valencia en honor al muy valenciano Alfredo Corral, el hombre que levantó dicho engendro. Han aparecido en estos papeles diversas informaciones de un barrio que resiste en pie de puro milagro por una construcción digna de cualquier poblado del Magreb. Se ha dicho que si el terreno inadecuado junto a unos materiales deleznables propiciaron un pelotazo de los de la época, mucho más lucrativos que éstos de ahora. A ese lujo de información le falta una guinda, la de la consigna que tenían los comerciales que intentaban vender esas colmenas. Pasaba un avión en vuelo rasante camino o procedente del aeropuerto y el presunto comprador se sorprendía desagradablemente para que la vendedora en cuestión le espetase con un concluyente "no se preocupen ustedes, que el aeropuerto se lo van a llevar a otra parte". La guinda para un timo en regla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios