Visto y oído

Antonio / Sempere

Alcoyanos

ESTÁN los Internistas contra los Hospitalcentralistas. Están los de Aguirre y los de Rajoy. Pero hay otras batallas no menos vistosas, como las que libran los moros y los cristianos de Alcoy en torno a su patrón, Sant Jordi. El día 22 me inyecto en vena un maratón de Entradas. La matinal, cristiana, y la vespertina, mora. Gentileza del canal internacional de Canal 9.

Cuando las cosas se hacen tan bien, nunca está de más reconocerlo. Qué patrimonio el que tienen los alcoyanos. Qué lujo contar en el calendario con una fecha capaz de vertebrarles a todos, y de paralizarlo todo. Si en las tres ediciones anteriores las Entradas se desarrollaron en viernes, sábado y domingo, esta vez ha sido en martes, y alejadas un mes de la Semana Santa. De ahí que todavía resalte más el fenómeno. Todos a una, los alcoyanos residentes y aquellos repartidos en la diáspora se volvieron a reunir para asistir a un ritual salpicado de confetis.

Solamente por escuchar a las formaciones musicales participantes, en lo que constituye un auténtico concierto en la calle, mereció la pena seguir el evento, desde Galicia o Andalucía, o desde cualquier punto del extranjero. Canal 9 incorporó varias cámaras en el Partidor, donde tiene lugar la Arrancá de cada una de las filaes. Un instante de intensísima emoción. Había que ser de piedra para no emocionarse, para no dejarse invadir ante tanta belleza. Detrás del ritual, siempre, la emoción. Por el paso del tiempo. Por el reencuentro con los que están y por la añoranza con los que no están. Cada cual tendrá sus momentos. Yo me metamorfoseé, derrumbé o fluí, llámese como se quiera, cuando sonó la marcha mora Sabat' y los 120 miembros de la banda de El Campello hicieron sonar las notas de Saúl Gómez apabullando, trayendo un trocito de cielo a la calle San Nicolás. Bienaventurados aquellos que pudieron fluir como yo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios