PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Alta tensión en Palmete

MIENTRAS las familias socialistas libran su enésima batalla por el control del poder provincial (del que emanan tantas canonjías, subsistencias y promociones personales a lo largo y ancho de las instituciones, las administraciones y las empresas satélite), en barrios como Palmete, que consideran suyos de por vida hagan lo que hagan, las familias no piden un cargo ni un puesto en la ejecutiva, sino que les construyan de una vez el centro de salud. En enero de 2007, precampaña municipal para más señas, la consejera de Salud, María Jesús Montero, y Monteseirín como alcalde dispuesto a la reelección, se hicieron la foto de la primera piedra. Quince meses después, los vecinos de Palmete siguen tropezando con la piedra de la inoperancia. Porque el Ayuntamiento tuvo que paralizar las obras al estar construyendo el centro de salud debajo de la red eléctrica de alta tensión. Eso no se le ocurre ni a los guionistas de House.

En la sempiterna doble vara de medir de Sevilla, interesa mucho más el tejemaneje de las catenarias que la salud de los vecinos de Palmete. Qué se habrán creído los habitantes de ese arrabal, venir ahora con exigencias para enturbiar el statu quo. Lo importante es que el Calvario tuvo que esperar 22 minutos a la Macarena. Si al menos el problema social fuera en Nervión por la pugna para meter a los niños en el Portaceli...

En Palmete hay exceso de suelo y falta de oportunidades. Por culpa de un fallo garrafal, van a tardar al menos un año más en disponer de una atención sanitaria digna, con doce consultas clínicas, cuatro para pruebas de diagnóstico, una consulta de cirugía menor, atención a pacientes inmovilizados en sus domicilios, sala de rehabilitación, inmunización infantil, etcétera. Que esperen. Ahora lo urgente es la guerra de guerrillas para configurar el comité ejecutivo del PSOE sevillano. Un exceso de alta tensión que todos pagamos en la factura de la gestión pública.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios