La ventana

Luis Carlos Peris

De 'Amarguras' al 'moeckelazo' y tira porque te toca

SONABA negra la queja por seguiriya de José de la Tomasa bajo las altas bóvedas catedralicias después de que el órgano solemne del padre Ayarra hubiese atronado los espacios y antes de que sonase Amarguras en el viento y la cuerda de la Sinfónica. Era el acto ya convertido en tradición de la Exaltación de la Saeta, aquello que inventó Rafael Álvarez Colunga en la teoría para el lucimiento de Manolo Mairena por los distintos templos de Sevilla en una trayectoria itinerante hasta que se fijó la Catedral como escenario de la cosa. Y con los ojos cerrados en el ensimismamiento de esa oración cantada que es la saeta o en las bellísimas notas de Jesús de las Penas, el convencimiento de que ahora sí que no tiene vuelta atrás lo mejor de esta ciudad que tan bien resiste los embates de la incuria, el desconocimiento, la especulación y esa desidia tan necesitada del moeckelazo diario, como el de antier en el Álvarez Quintero.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios