PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Amate en El Ejido

LAS pruebas para buscar candidatos a alcalde ya no son lo que eran. A mitad de mandato se van históricos como Justo Padilla (Guillena) y Juan Ramón Troncoso (San Juan). La erótica del poder está en horas bajas. Menos Monteseirín, Toscano y Gutiérrez Limones, todos descubren ahora que es bueno retirarse a tiempo. Y las telarañas hacen su agosto en los ayuntamientos, tiesos como la mojama si han estado en manos honradas, o saqueados hasta la depravación si han caído en poder de los insaciables. En El Ejido, el pueblo con más porcentaje de sucursales bancarias, con una ostentación ruda digna del Far West, era de cajón de fruta que mucho dinero no se fumigaba. Los sevillanos descubrieron ayer que Amate, además de dar nombre a un barrio, es por desgracia el apellido de la familia detenida en Sevilla por centrifugar los manejos de Juan Enciso. Otro alcalde en el calabozo. Y van...

En el cambio pendular de la España del pelotazo a la de la morosidad, hasta hace poco era desbordante la efervescencia de los hombres que aspiraban a la Operación Triunfo. Querían ser líderes de audiencia y hacer carrera con mando en alcaldía y plaza mayor, presumiendo de compromiso populista con los suyos y sabedores de que quien reparte se lleva la mejor parte. Digo hombres porque en la picaresca no hay paridad ni de lejos. Si son pocas las alcaldesas, porcentualmente es muy inferior el de detenidas o imputadas por trapos sucios.

En 2010, cuando se elaboren las listas electorales para las municipales de 2011, los partidos van a sudar tinta de expediente judicial para coger a lazo ciudadanos que tengan la hoja de servicios inmaculada y estén dispuestos a comerse el marrón de intentar ser alcaldes con las arcas vacías y esperándole una cola de acreedores. Prietas las filas para quedarse como concejal raso y que señalen a otro para dar la cara, so pena de que se la partan. Mejor aspirar a cargos en la Junta o en la Diputación, a resguardo de la presión mediática y vecinal.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios