PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Amnistía para los íntegros

LA honradez está castigada. Los probos ciudadanos pagan sobrecoste fiscal para cubrir la falta de aportación de los que tienen vocación defraudadora. La picaresca es amnistiada. Así es imposible que se erradique la consideración de tonto o primo atribuida a los formales.

El desdén hacia la corrupción es el impuesto más oneroso que se le cobra a las personas íntegras. En España no se aplica la Tasa Tobin, sino la Tasa Roben. Doctrina aprendida por Urdangarín, alias el yerno. Sus correos electrónicos y faxes intervenidos por el juez valen como manual de primeros estropicios.

La sensatez es penalizada. Quienes viven con mesura y habitan pisos sin entramparse en ellos, también sufren las consecuencias del desbarajuste en el que han incurrido los que se tiraron de cabeza a la piscina de las deudas.

Hora es ya de incentivar a los legales. Los que no se hacen por la cara en la azotea un trastero o un ático. Aunque, si todos nos ponemos de acuerdo en recrecer las viviendas, vendrán los políticos y nos bendecirán la ocurrencia. Habrá que premiar a quienes meten el coche en un parking en lugar de ralentizar el tráfico con el vehículo en doble fila. Y beneficiar a los que construyen su casa en terrenos que sí están facultados para el tresillo y la vitrocerámica, pagando lo que se ahorran los amigos del hecho consumado en fincas rústicas. Amnistiados por la Junta no por arrepentirse, ni por pagar daños y perjuicios, sino por ser muchos.

Cuando la autoridad arría la bandera de la corrección, se está alentando la invención de nuevas formas de vivaquear al margen de la ley y de la ética. Por eso los que estudian son menoscabados en favor de quienes son gamberros. Los que se toman en serio el trabajo sostienen a los que bajan el ritmo. Los que se divierten sin excesos quedan expuestos al desahogo de los que se beben hasta los floreros. Los que sufragan los gastos de la comunidad arrostran la carga del vecino que se escaquea. ¿Cuánto tiempo queremos seguir así?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios