editorial

Amnistía para las viviendas ilegales

EL Gobierno andaluz aprobó finalmente ayer el decreto que regula la situación de cientos de miles de viviendas que han sido construidas en suelo no urbanizable en todo el territorio regional. La consejera de Obras Públicas y Vivienda, que ha tenido el protagonismo principal en este espinoso conflicto, ha calculado que de cada diez viviendas edificadas irregularmente una se podría legalizar de manera directa, ocho serán reconocidas y recibirán la prestación de servicios básicos y una tendrá que ser demolida. La norma distingue tres supuestos diferentes (viviendas aisladas, asentamientos urbanísticos con parcelaciones de entidad y hábitat rural diseminado) para los que se contemplan distintas vías de reconocimiento legal, pero en definitiva el decreto supone una solución a un problema que se venía arrastrando y para el que no se ha encontrado otra salida menos conflictiva. Un problema de una muy amplia dimensión social, puesto que pueden cifrarse en unas 250.000 las viviendas aisladas que se encontraban en una especie de limbo jurídico, además de las correspondientes a un millar de urbanizaciones. Todas ellas, hay que repetirlo, en suelos no urbanizables, por lo que cabe hablar de una especie de amnistía, que permitirá la continuidad de las viviendas, unas porque el delito correspondientes ha prescrito y otras a las que se dota de un estatus de viviendas reconocidas, que habrán de legalizarse obteniendo licencia de ocupación o, en su caso, considerándolas "asimiladas fuera de ordenación". Es de destacar que con este decreto la Junta pasa por encima de su política tradicional de rechazo a estas edificaciones, reservándose únicamente a los ayuntamientos respectivos la facultad de exigir que la dotación de infraestructuras y servicios corra a cargo de los particulares que las han construido. Solamente quedan al margen de esta legalización las casas levantadas en suelo protegido o inundable y aquellas que estén de hecho incursas en un procedimiento judicial. El decreto generará polémica.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios