La ventana

Luis Carlos Peris

Anticipado mes de los caracoles

PARECE que el invierno ha tenido las condiciones climatológicas para la cosa y que no ha habido que esperar al mayo florido y hermoso para la ingesta del caracol. Ya han aparecido dichos gasterópodos en las barras de muchos templos del ramo, por lo que ya que se ha levantado la veda hagamos alguna consideración al respecto. Por lo pronto convengamos en pensar que qué hambre tendría el primer homínido que decidió comerse un molusco así, con ese rastro de baba que va soltando. Pues en los libros está que el primer hombre que hizo del caracol alimento fue en la Edad del Bronce y el lugar, la ribera mediterránea. Me gustan los caracoles y las cabrillas, con lo que me congratulo por su presencia en los bebederos, pero no se me quita de la cabeza qué hambre no pasaría el primero que se dijo ésta es la mía para, a continuación, metérselo en la boca. Qué valor...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios