Cosas que pasan

Ricardo Castillejo

Apellidos que pesan

LA vida es un ciclo. Y además uno no demasiado casual. Algo por ahí arriba -debajo o alrededor- mueve determinados hilos para que las cosas sean como son y no de otra manera. Fíjense que, hace unos años, Beatriz de Borbón -prima política lejana del Rey amante de las ranas-, escribió un libro titulado El glamour, donde daba sus opiniones acerca de la espinosa cuestión, y esta noche, su hija Olivia -novia de Sebastián Palomo Linares Danko-, recibe junto a su pareja un premio precisamente de la revista Glamour. Predestinado, venía…

El acto, que se celebra en Madrid, contará con otros galardonados como Judith Mascó, Mar Flores, Leonardo Sbaraglia, Amaia Montero o dos mujeres de las que también les contaré novedades, Vicky Martín Berrocal y Carmen Posadas. Pero antes sepan que la mencionada Olivia, muy solicitada en actos sociales -la semana pasada amadrinó, por ejemplo, la inauguración de la tienda de trajes nupciales de Raimon Bundó-, a la hora de trabajar en lo suyo, la interpretación, está encontrando serias trabas para lograrlo.

Y es que, portadora de un apellido de tanto postín, pocos, por los prejuicios que sean, le dan la oportunidad de demostrar el aprendizaje en el que, cara a la gran pantalla, lleva inmersa desde hace ya bastante. Lo otro, es decir, su relación con el hijo de Palomo Linares y Marina Danko, sí que la está llevando a ocupar tiempo televisivo y páginas de revistas -la mejor prueba, la ceremonia de hoy-, eso sí, un poco a su pesar. Tímida en exceso para sus cuestiones personales, Olivia me cuenta que, después de un año y medio, su relación con el torero marcha sobre ruedas y que, aunque de boda nada de nada, el día que llegue la veremos vestida de princesa en una ceremonia formal, nobleza obliga, pero con un toque radical.

Mientras espera que se consoliden proyectos, como una línea de camisetas en cuyos preparativos se encuentra inmersa, y recibe honores que, aunque de agradecer, son más oficio que beneficio. Del "glamour", al fin y al cabo, creo que todavía no se come…

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios