Ya aprieta, y aún con más ganas a primera hora de la tarde, el sol de primavera en nuestras calles, y cada vez es más insoportable. Una razón de peso para que los turistas busquen cualquier forma para protegerse, sobre todo el cuero cabelludo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios