La rampa ha cumplido su cometido y en unos días será desmontada y trasladada de nuevo a su almacén, en el término municipal de Utrera. Así que hasta que el año que viene se pueda ver una plaza del Salvador remozada, de momento se aprovecha para tomar el sol, que apetece.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios