Hoja de ruta

Ignacio Martínez

Arde Madrid

CUANDO hoy se vean en La Moncloa Zapatero y Rajoy, ¿hablarán del tiempo? ¿Le dirá Mariano a José Luis que lo encuentra más delgado y ojeroso? ¿Se interesará Zapatero por la familia de su invitado? En fin, me pregunto si gastarán algunas frases de cortesía para calentar el ambiente o la combustión de la Bolsa ayer en Madrid les ahorrará ese prolegómeno. El Íbex 35 cayó en España un 5,41% en un día de números rojos para en todas las plazas europeas. Y no sólo la Bolsa, el rumor de que España iba a necesitar 280.000 millones de prestamos en un plan rescate a la griega se extendió de tal manera, que el presidente del Gobierno lo desmintió, tachándolo de locura. Bueno, veo encuestas digitales con miles de votos, en las que los españoles creen que la crisis griega nos atrapará.

En este país hay miedo y eso no es una locura. Miedo a quedarse en paro y no poder atender las necesidades familiares o las deudas contraídas. Miedo a invertir un euro en no importa qué producto financiero. Miedo a que se nos hunda el mundo maravilloso en el que vivíamos. Lamento repetirlo, pero cuando en el verano de 2007 saltó la crisis hipotecaria norteamericana que inició la gran recesión mundial, el presidente del Gobierno hizo unas declaraciones en las que decía que España jugaba la Champions de la economía mundial. ¿Recuerdan? Era la que más partidos ganaba, la que más goles metía y la menos goleada. Estaba más preparada que nunca ante una posible recesión por la fortaleza de su economía, el dinamismo de la inversión, la solvencia de las empresas, la eficiencia de su sistema financiero y la acumulación de disponibilidades de las familias.

No es extraño que un 64% de los votantes del PSOE piensen hoy que el Gobierno no ha adoptado las medidas adecuadas para hacer frente a la crisis, según se desprende de la encuesta que publicó el domingo El País. Un 71% de esos votantes socialistas creen que el presidente del Gobierno improvisa. Zapatero le inspira poca o ninguna confianza al 54% de sus seguidores electorales. Ha entrado en combustión, como la Bolsa. No es mucho mejor el estado de ánimo de la familia adversaria: un 39% de los votantes del PP piensan que su líder improvisa y un 49% le tiene poca o ninguna confianza. Ahí sí que tienen un buen tema de conversación los dos líderes que tienen cita en La Moncloa a las diez de esta mañana.

Dicen que van a hablar de Grecia y de las cajas. O sea, de crisis y finanzas. La verdad es que Zapatero y Rajoy se van a ver las caras para mandar un mensaje de tranquilidad al país, en imitación ¡siete días después! de lo que hicieron el primer ministro portugués José Sócrates y el líder de la oposición lusa Pedro Passos Coelho la semana pasada. Aquí, tarde y bajo la presión de los especuladores. Qué pena de país, la peor pareja de líderes de la democracia en el peor momento.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios