La ventana

Luis Carlos Peris

Asunción, una ratonera peligrosísima

QUIEN no quiera que se le caigan los palos del sombrajo que no se acerque a la calle Asunción porque el sombrajo del ánimo se le cae con estrépito. Aunque el vecindario se opuso con firmeza y sin necesidad de algaradas, ahí está Asunción, patas arribas y como a guisa de ratonera peligrosísima. No más que parece que se le allana el camino a los delincuentes para que los comercios se muestren más indefensos de lo que suelen estar sin necesidad de obras de este tipo. No se comprende cómo un Ayuntamiento salido de las urnas puede darle la espalda como se la han dado a los vecinos de la calle Asunción. Con el caso que suelen hacerle a otros núcleos vecinales, hay que ver cómo se pasan por el forro de los caprichos a los de una zona tan importante de la ciudad. Peatonalizar está bien según qué lugares, pero, al menos, se debería tener en cuenta lo que opinan quienes viven ahí.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios