El objetivo indiscreto

Ataca de nuevo

Los sevillanos se lo habían tomado a chacota porque al poco de cada nueva aparición acababa invariablemente en el taller al fallarle ora el navegador, ora el software, pero el coche ponemultas ha vuelto y esta vez parece que es para quedarse definitivamente. Quienes lo van a poder comprobar en sus bolsillos por la sanción que les espera son los que circularon indebidamente esta semana por Laraña.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios