LA muerte de una funcionaria de la Consejería para la Igualdad, atropellada por un camión cuando cruzaba por un paso de peatones sin regulación semafórica debido a unas interminables obras en la avenida de Hytasa, ha causado indignación entre los funcionarios de la Junta, los vecinos del Cerro del Águila y los trabajadores de los polígonos industriales cercanos. La opinión unánime es que se ha tratado, como en el libro de García Márquez, de la crónica de un atropello anunciado, porque debido al apagón de los semáforos para los trabajos de un carril bici, la reducción de la calzada, las vallas y los aparcamientos en doble fila, la avenida se había convertido en un caos donde vehículos y peatones debían cederse el paso. Todo el mundo veía el peligro menos el Ayuntamiento, pese a que le fueron cursadas denuncias como las de la Federación de Administración Pública de Comisiones Obreras y de compañeros de la víctima. Consta hasta un acuse de recibo por parte del director general de Movilidad en el que con fecha 4 de abril comunica que la petición de que se reparen los semáforos se traslada al servicio técnico para su estudio. La solicitud había sido enviada el 25 de febrero; la contestación se redactó el 4 de abril; hoy estamos a 29 de mayo. ¿Cuánto tiempo precisa la delegación de Movilidad, que dirige Francisco Fernández, para estudiar la reposición de unos semáforos? Aunque el Ayuntamiento siga siendo un reino de taifas entre delegaciones del PSOE y de IU, es inconcebible que se dejen los semáforos apagados durante al menos cinco meses por unas obras para un carril bici (en Madrid se reasfaltó entera la Gran Vía en una sola noche) en una arteria tan importante como la avenida de Hytasa. ¿No pudo acaso Movilidad activar semáforos provisionales o enviar a policías locales a hacer justamente eso para lo que los quiere el alcalde, que es regular el tráfico? Pues ni lo uno ni lo otro: el evangélico pecado de la omisión. Nadie se hace responsable de nada, pero hoy tenemos que lamentar la pérdida de un ser humano en una tragedia que hubiera sido fácilmente evitable.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios