PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

'Avatares' en la Cartuja

AHORA que la población, en su tiempo de ocio, se divide en dos: los que han visto Avatar y los que aún no han pasado por taquilla, unos y otros pueden acercarse a la isla de la Cartuja para conocer a los pueblos na'vi de verdad. En la Fundación Tres Culturas se ofrece desde hoy y hasta el viernes una muestra de cine y vídeo indígena, sobre comunidades tan ligadas a la madre tierra y al padre árbol (y tan amenazadas por la depredación humana) como la esbozada por James Cameron. En paralelo, se puede ver la exposición Por los caminos de la selva, obra del científico sevillano Francisco Palomares, ya avezado en la cuenca amazónica y transido de emociones y compromisos por la defensa de aquel paraíso y de sus habitantes autóctonos.

Palomares apoya a la ONG Survival en su defensa de más de cien pueblos indígenas que tienen más peligro de extinción que los linces. Como los akuntsu. Sólo quedan cinco personas. Lo que plantea Avatar con gran espectacularidad (aunque su calidad técnica es muy superior a la de su guión) es una realidad lacerante que no sale en las televisiones porque éstas sólo se acercan a los aledaños de una selva para que decore el reality show de personajes venidos a menos. Si hubiera un Indígena Directo hablaría de las violaciones de derechos humanos perpetradas por la empresa minera Vedanta Resources, dispuesta a reventar una montaña sagrada de los dongria kondh en Orissa (India) para extraer bauxita. La Iglesia anglicana ha vendido sus acciones en la minera británica por 3,8 millones de libras para desvincularse de sus prácticas inmorales. ¿Y qué hace el arzobispo de Canterbury jugando a la bolsa?

En la Cartuja pueden conover el Avatar real. Por eso Survival pide apoyo a Cameron para que salve a los indios de carne y hueso, aunque sean más feos que los na'vi diseñados por ordenador. "Nosotros hemos visto su película. Ahora, vea la nuestra", es su exhorto al cineasta. Y a ustedes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios