Crónica personal

Pilar / cernuda /

Ay, las formas...

PEDRO Sánchez ha hecho bien al suspender a Tomás Gómez de sus cargos; lo dicen la mayoría de los miembros de su partido aunque, como en todo, hay voces discrepantes. Lo que ha fallado estrepitosamente ha sido la manera de hacerlo, las formas. Que alcanzan su momento más significativo cuando desde la sede central, la de Ferraz, se da la orden de cambiar la cerradura del despacho de Gómez en la sede de Callao, la del PSM. En ese asunto concreto han tratado a Gómez como si fuera un delincuente, capaz de entrar en un despacho que oficialmente ya no le pertenece, puesto que ha sido destituido, para llevarse no se sabe bien qué cosas que en Ferraz piensan que podría estar tentado de llevarse. Mal. No es un comportamiento propio entre compañeros.

Las formas hacen más por la imagen de un personaje que todas las decisiones que pueda tomar, y tanto Sánchez como Luena, número dos del PSOE, han cometido pecado de falta de delicadeza hacia quien apenas dos días antes de ser defenestrado consideraban hombre importante del partido. Tampoco Gómez ha actuado con excesiva lealtad, con el exabrupto con el que respondió a Sánchez cuando le pidió que diera un paso atrás y renunciara a su candidatura, o cuando envió a un puñado de militantes -o al menos no les dijo que no fueran- a la sede de Ferraz para expresar su protesta. Las rupturas nunca son plato de buen gusto, pero del talante y educación de quienes la protagonizan depende que sean más o menos llevables o más o menos aceptables. Sánchez no acertó, pero tampoco acertó Gómez.

El cese de Tomás Gómez cumple los requisitos a los que obliga el partido, puesto que un órgano federal está por encima de lo que decida un órgano regional. Pero se pudieron hacer mejor las cosas. En Ferraz cuentan que la decisión del relevo no está relacionada con una posible imputación del hasta ahora candidato a la Presidencia del Gobierno regional, sino a su incapacidad para conseguir votos para el PSOE; en Madrid los resultados van de mal en peor desde que se hizo cargo de la dirección. Por tanto, era lógico hasta cierto punto que Pedro Sánchez cambiara el caballo a mitad de carrera, el PSOE se juega mucho en las municipales y autonómicas y Madrid importa más que el resto de las municipales y autonómicas juntas. En cierto sentido la toma de Callao tiene mucho que ver con el futuro político de Pedro Sánchez, un resultado como el que le auguran las encuestas es letal.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios