Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

'Ayeres'

VAMOS a espoilear un poco (a desbaratar tramas), así que si no ha visto la versión británica de Life on Mars y quiere seguirla algún día, no continúe leyendo.

Este domingo concluía sin remisión La chica de ayer, una buena serie española, una aceptable adaptación de Life on Mars y una costosa ficción que se paraliza por la crisis ya que Antena 3 no está en condiciones de sufragar un producto que ha funcionado al límite del share de la cadena. Es un poco descorazonador que La chica de ayer se quede en 8 capítulos y Los hombres de Paco superen los 100. Con Ida y Vuelta andaban negociando una secuela con el personaje que se zampó al protagonista encarnado por Ernesto Alterio (demasiado afectado en su papel de pacificador), el comisario Gallardo-Antonio Garrido, que no se hará.

El insípido final de La chica de ayer es el mismo que el de la primera temporada de Life on Mars: el agente viajero en el tiempo se encuentra ante el túnel que le llevó del presente a los 70 y decide quedarse con la mujer que ha conocido en el pasado. Al no continuar La chica de ayer el espectador no puede dar una interpretación racional a ese haz de luz, esos puntos suspensivos que conducían a la conclusión defintiva en la serie de la BBC. El protagonista de Life on Mars vive en el pasado porque el coma que sufre tras el accidente del primer capítulo le hace vivir en una irrealidad, reseteando el pasado. Lo que es un remate inteligente en la versión española se queda a medias (aunque el final de la cancelada versión norteamerciana sí que es de verdad delirante). Samuel Santos al final se queda a vivir en 1977 porque se han ajustado mucho los presupuestos en 2009. La chica de ayer termina un tanto en el aire. Psss. Cuando vengan mejores tiempos tal vez rescaten del pasado a los hombres de Gallardo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios