Ayuntamiento-Junta: la utilización política

LA visita de la presidenta de la Junta de Andalucía el pasado lunes al Ayuntamiento de Sevilla ha servido para poner de manifiesto un clima de colaboración entre las dos instituciones que más influyen en la vida de los sevillanos, una colaboración que debe reportar grandes beneficios a la ciudad. Se han empezado a desatascar proyectos que parecían irrealizables hace unos meses e incluso vuelve a hablarse de emprender grandes infraestructuras, la principal de ellas, sin duda, la ampliación del Metro. Nada que objetar, por tanto, a la existencia y fortalecimiento de una sólida y fructífera conexión entre San Telmo y la Plaza Nueva. Con ella, Sevilla sólo puede salir ganando. Lo que hay que preguntarse es por qué en los cuatro últimos años, los de Juan Ignacio Zoido como alcalde, esa conexión no sólo no funcionó sino que sirvió de excusa para que PP y PSOE se tiraran los trastos a la cabeza. La utilización partidista de las instituciones y su instrumentalización política es uno de los vicios más aborrecibles de nuestras democracia. Lo es por muchas razones, pero sobre todo por una: se ponen los intereses del partido por encima del de los ciudadanos. Es lo que, para nuestra desgracia, hemos padecido en Sevilla durante demasiado tiempo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios