Visto y oído

Antonio / Sempere

Atrás

TERMINÉ el año que ya parece tan lejano con todo lo que está pasando, viendo La parte de atrás, la interpretación que del cuento de Juan José Millás realizaron doce artistas de otras tantas disciplinas artísticas. E inicié 2012 con el Página 2 en el que, qué casualidad, este autor era entrevistado por Óscar López con motivo de la reedición de sus Articuentos completos. Otros se saturan con Mou-rinho y con varios jugadores de fútbol todos los días del año y no pasa nada. Que yo eligiese esta opción desde luego que no obedeció a la casualidad sino a la causalidad. Fue un gesto. Como se entere la marca cultural francesa que ejerció el patrocinio del Cuento de Año Nuevo de la escasísima audiencia y más que tímido eco que le reportó la esponsorización de este especial, lo mismo es la última vez que lo intenta. Del mismo modo, Página 2 cuenta con el dudoso honor, junto a Mi reino por un caballo, Programa de mano y Días de cine, de ser uno de los espacios de producción propia que no sabe lo que es disfrutar del favor de un 2% de la audiencia ni un sólo día. Esto es, son cuatro programas magníficos, imprescindibles, que se defienden por sí solos, pero cuyas cifras se encuentran por debajo de la media de la cadena.

En este arranque del año en el que el gobierno anuncia un recorte de doscientos millones de euros en RTVE, sin tener la más remota idea de cómo se va a aplicar dicho recorte, convendría recordar dónde está lo necesario y dónde lo prescindible.

Si todavía nos queda una joya de la corona, esa es La 2, y sus habas contadas, que no nadamos en la abundancia: los cuatro programas citados, su cine de estreno, el nuevo lote de Imprescindibles', la no ficción inédita y poco más. Que lo respeten, por favor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios